A continuación se exponen las Publicaciones del Blog según preferencias.

jueves, 19 de marzo de 2009

Hacia la preservación de los Anfibios.

Durante los últimos dos años se ha estado especulando sobre la viabilidad de los embalses artificiales de las regiones montañosas valencianas como hábitat sostenible de los Anuros autóctonos, los cuales han sabido beneficiarse de las masas de agua prestadas por la infraestructura de regadío instalada desde hace siglos.
Atendiendo al hecho de que muchas especies de Anfibios se han alojado permanentemente en las balsas y acequias de origen musulmán que salpican el paisaje del Parque Natural de la Sierra de Espadán y que dichas estructuras han contribuido a la expansión y conservación de varias especies que de otro modo hallarían serios problemas para subsistir a tan benévola escala, se ha llegado a la conclusión de que resulta necesario restaurar y preservar estos elementos de regadío, ya que gran parte de ellos cuentan con más de siete siglos de historia y se hallan en pobres condiciones.

Bufo bufo captado con el teléfono móvil (Celular).

Las especies que habitan la región haciendo uso de las citadas infraestructuras son Alytes obstetricans o Sapo partero común, Pelobates cultripes, más conocido como Sapo de espuelas, Pelodytes punctatus o Sapillo moteado común, Bufo bufo, popularizado como Sapo común, Epidalea calamita o Sapo corredor y Pelophylax perezi o Rana común entre los Anuros y Pleurodeles Waltl o Gallipato entre los Urodelos. Frente a tan preciada y comprometida diversidad en juego, las autoridades autonómicas decidieron actuar sin mayor demora y el pasado 25 de Agosto se anunció una inversión en valor de 40.000 Euros que serían destinados a enclaves estratégicos de las tres provincias valencianas. En lo referente a este Parque Natural, destacan los 3.399 Euros para la restauración de las balsas de Benitandús y Fosques y los 1.000 Euros otorgados para reparar la balsa de La Solana, todas ellas en el término municipal de Alcudia de Veo.

La Solana durante las obras de restauración.

La balsa de La Solana resulta especialmente llamativa por hallarse a más de 7 Kilómetros del núcleo poblado más cercano y constituir un oasis de vida acuática en medio de la serranía, justo en el punto de partida del río Anna. El resultado de la consecuente puesta a punto no ha sido otro que el lucido de la cuenca interior del recinto para evitar fugas, el refuerzo del muro principal de contención y la adaptación de seguridad para la bienvenida de posibles visitantes.
Desconozco si a corto plazo la reforma de este vital enclave, que antaño satisfacía el regadío de los campos adjunto al ahora despoblado municipio de Xinquer, supondrá una verdadera mejora para la Herpetofauna regional, puesto que el proceso ha implicado el vaciado de la balsa y la eliminación de la vegetación lacustre y todo el micro ecosistema que sostenía, pero queda patente que si supondrá un importante avance a medio y largo plazo.
Parece que en esta ocasión, el esfuerzo y las reivindicaciones han obtenido sus frutos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Los anfibios españoles lo necesitan! Están desapareciendo rapidísimo.

Por cierto, bonita la hembra de sapo común de la foto :)


Gex

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...