A continuación se exponen las Publicaciones del Blog según preferencias.

martes, 7 de abril de 2009

ZEPA en el Parque Natural.

Pese a su conocido valor ecológico, debido en gran parte a sus bosques mediterráneos compuestos por encinares, robledales, pinares y sobre toso alcornocales poblados de vegetación baja sobre terrenos montañosos calizos y rodenos triásicos, no fue constituida la Sierra de Espadán como Parque Natural hasta Septiembre de 1.998. Tal es la transcendencia de este último reducto oriental del Sistema Ibérico, ubicado en la española provincia de Castellón, justo por encima de la llanura costera de La Plana a la que bañan las aguas del mar Mediterráneo, que apenas dos años más tarde, la Unión Europea concedió a la sierra el título de "ZEPA" o Zona de Especial Protección para las Aves.

Panorámica aérea de la Sierra de Espadán.

La principal razón por la que el organismo europeo ha dotado a la Sierra de Espadán de tal protección es debido mayormente a que son nada menos que 19 las especies de Aves rapaces que habitan la serranía, de las cuales 17 nidifican y se reproducen con éxito en la zona, constituyendo un verdadero bastión para la recuperación de este tipo de depredadores, muchos de ellos amenazados.
Las especies de rapaces diurnas que procrean con éxito en Espadán son Circaetos gallicus o Águila culebrera, Aquila fasciata o Águila perdicera, Aquila pennata o Águila calzada, Buteo buteo o Ratonero común, Falco peregrinus o Halcón peregrino, Falco tinnunculus o Cernícalo común y las forestales Accipiter gentilis o Azor y Accipiter nisus o Gavilán; mientras que las rapaces nocturnas nidificantes son Bubo bubo o Buho real, Asio otus o Buho chico, Stryx aluco o Cárabo, Otus scops o Autillo, Athene noctua o Mochuelo y Tyto alba o Lechuza común. También están presentes en la región, aunque no han podido ser observadas procreando, Aquila Cryaetos o Águila real y el formidable Gyps fulvus o Buitre leonado.
Entre todas estas especies, destaco la presencia de Circaetos gallicus, que con sus seis parejas reproductoras conocidas convierte a Espadán en la segunda área más importante de procreación de la especie tras Andalucia. También merece especial mención Aquila fasciata, que encuentra aquí un valioso reducto en donde aferrarse a la supervivencia. Por otro lado, la sierra ofrece el hábitat perfecto a las especies del género Accipiter y presta soporte a Stryx aluco, el verdadero espíritu nocturno de la región.
Gracias al reconocimiento autonómico y europeo del especial valor que esta sierra costera tiene para la supervivencia de las Aves rapaces ibéricas y gracias al paulatino despoblamiento rural que la zona sufre desde hace décadas en pro de las grandes urbes, parece que este idílico ecosistema tiene su conservación asegurada, al menos en el futuro inmediato.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...