A continuación se exponen las Publicaciones del Blog según preferencias.

viernes, 27 de noviembre de 2009

Vota por el Planeta.

A solo diez días de la Cumbre de Copenhague, los países miembros de la ONU están listos para librar lo que probablemente será una dura batalla entre responsabilidad global e intereses privados.
Entre los días 7 y 18 de Diciembre, los líderes políticos de las Naciones Unidas tratarán de abordar la problemática del ya confirmado y hasta la saciedad renombrado cambio climático en la capital danesa. De esta cumbre debiese surgir el pacto que establezca un compromiso vinculante, justo y ambicioso que permita atajar de forma unánime las políticas agresivas con la salud de nuestro planeta y el aumento de la temperatura mundial; involucrando a cada país en este cometido de forma irreversible en función de su peso industrial, desarrollo y capacidad técnica, dando así continuidad y mayor profundidad a la nada complaciente cumbre de Kioto a partir de 2.012. También resulta necesario establecer un coherente y duro marco legal que impida el incumplimiento de dicho tratado.
La trascendental importancia de esta Cumbre radica en que un pacto apropiado y sólido supondrá el correcto uso y gestión de los recursos naturales del planeta, mientras que si las negociaciones fracasan, nos hallaremos en una insostenible situación en la que cada país y sector competirá sin control por unos escasos recursos atentando directamente contra la salud de los ecosistemas, por ello la resolución de esta Cumbre tendrá un verdadero impacto en la biología, la economía y la sociedad global.
Por ello, se requiere un acuerdo que condene paulatinamente al desuso un modelo económico obsoleto, impracticable y potencialmente peligroso como lo es el uso de combustibles fósiles, la deforestación masiva o el mal trato de los recursos hidrológicos y que en su lugar potencie un planteamiento mucho más saludable y equitativo, empleando energías renovables, reciclando y reutilizando los recursos físicos y gestionando eficientemente las masas de agua, evitando de ese modo la agresión ambiental masiva que ha estado sufriendo nuestro planeta desde la revolución industrial y evite los irreversibles perjuicios del incremento térmico como la extinción masiva de especies incapaces de adaptarse de forma tan violenta, el incremento del nivel de los mares o la desertización de los continentes y la consecuente hambruna y migración masiva de poblaciones humanas.
Pese a la cercanía de la fecha señalada, los países involucrados se muestran desconfiados y recelosos, ocultando los límites del compromiso que están dispuestos a asumir, esperando que los demás den el primer paso, así que habrá que aguardar al inicio de las negociaciones para ver qué futuro nos espera; deseo no llevarme otra decepción, aunque las cosas no parecen ir por el mejor camino. Hasta ahora hemos sabido que la Unión Europea se compromete a reducir en un 20 % sus emisiones de CO2 en 2.020 con respecto a su tasa de 1.990, pero tal y como indica el Panel Intergubernamental contra el Cambio Climático (IPCC), esto no es suficiente, pues se requiere un descenso de entre el 25 % y el 40 % en los países industrializados; no obstante, dicha comunidad estaría dispuesta a asumir un descenso del 30 % si otros países se plantean esfuerzos similares. Por su parte, Estados Unidos no parece estar dispuesto a comprometerse más allá de sus propios interesas, algo muy criticado siendo el país con mayor grado de emisiones históricas. Menos halagüeña es, si cabe, la perspectiva que proponen países como Rusia, México, Canadá o Australia. Al menos Japón parte desde la idea de reducir sus emisiones en un 25 %, liderando el ranking mundial en este tema, aunque reconoce que estará muy por detrás de la media global en lo que se refiere al correcto aprovechamiento de los recursos físicos. Más preocupante es la actitud desafiante de países en vías de desarrollo como India, Brasil o China, ya que no están dispuestos a alcanzar compromiso alguno que afecte a su crecimiento económico y se defienden argumentando que han sido países históricamente respetuosos durante las últimas décadas, cuando otras naciones incrementaban exponencialmente sus emisiones.
No falta el toque de atención emitido por la Alianza de Pequeños Países Isleños exigiendo una reducción del 45 % de las emisiones con respecto a los valores de 1.990 al mundo desarrollado con el fin de impedir un incremento térmico global mayor de 1,5º C, asegurando de ese modo su subsistencia, pues muchos de los miembros de dicha alianza desaparecerían bajo las aguas si el cambio climático prosiguiese. En el otro extremo de la balanza se hallan los países carentes de industria y poco desarrollados social y sanitariamente, los cuales no solo exigen un pacto firme y serio, sino que además se les aseguren los recursos necesarios para llevar a cabo un desarrollo sostenible sin atentar contra el medio ambiente o poder combatir los efectos del aumento de las temperaturas si éste se producen.
Aunque no lo parezca, todos somos capaces de hacer oír nuestra voz pidiendo un cambio de política que asegure la integridad de nuestros ecosistemas. La famosa “Hora del planeta” supuso toda una declaración de interés cuando 1.200.000.000 de personas respetaron una hora de consumo eléctrico mínimo durante la jornada del pasado 28 de marzo. Ahora también tienes la oportunidad de transmitir tu preocupación por el futuro del clima gracias a la campaña emprendida por el Fondo Mundial para la Naturaleza, remitiendo tu “voto por la Tierra” a través de la Web puesta a disposición ciudadana por WWF. Accede al Portal indicado en el siguiente enlace y no pierdas la oportunidad de apoyar un compromiso en beneficio del clima, de la vida y del futuro.


martes, 24 de noviembre de 2009

Martita, Chonchín i el Tigre mariposo.

Aprovechando la atracción mediática que Sara, la conocida “Tigresa del Orinoco”, ha protagonizado en los últimos meses, los cuales culminan en cierto modo con su liberación, EDC Natura – Fundación Omacha presenta un libro infantil extraordinario.
Hablo de un cuento dirigido a los más pequeños en el que se narran las aventuras de Martita, una niña indígena y su mascota, paradigma de la vida de aquellos que habitan el entorno selvático amazónico y de la Fauna que comparte cotidianamente con ellos su existencia. “Martita, Chonchin i el Tigre mariposo” es la obra de Julio García Robles, el cual compuso esta reveladora y a la vez educativa historia de ficción con el asesoramiento científico de Fernando Trujillo, Director de la Fundación Omacha, y el Doctor Albert Masó. Las fabulosas ilustraciones de Confucio Macuritofe, un indígena de la nación Huitoto del río Caquetá en territorio colombiano, ponen el broche de oro a la publicación.
La obra pretende despertar el interés infantil por la Fauna y las culturas nativas sudamericanas. Ésta se nos presenta en un pequeño libro de veinticuatro páginas profusamente ilustradas, todo un espectáculo de color que estimulará sin lugar a dudas la imaginación de los más pequeños. Estamos ante una publicación editada en Español Castellano y en dialecto Valenciano gracias a la traducción de la promoción lingüística del ilustrísimo ayuntamiento de Villarreal (Castellón, España) con la colaboración de la Consejería de Educación de la Comunidad Valenciana (Consellería d`Educació) y su edición corre a cargo EDC Natura – Fundación Omacha con el citado ayuntamiento.
“Martita, Chonchín i el Tigre mariposo” forma parte de la serie de cuentos infantiles “L´home i la natura” (El Hombre y la Naturaleza) y del cual destaco, personalmente, la fascinante obra pictórica de Confucio Macuritofe, cuyas ilustraciones convierten el libro en un auténtico lienzo sobre el que expresar la fascinación por la selva amazónica y sus habitantes; gracias a éste, la cultura Huitoto está más cerca de todos nosotros; todo un legado para los niños que disfruten con la lectura y contemplación de este trabajo. Mis felicitaciones para Confucio.

Presentación de portada en Valenciano.

jueves, 19 de noviembre de 2009

10.000 árboles. Compensación CO2.

Pese a no tratarse de un acto improvisado y mucho menos disimulado. esta semana me ha sorprendido la noticia acerca de cierta actividad llevada a cabo por la entidad bancaria Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) y sus empleados.
En torno a un centenar de empleados de las sucursales locales salieron al campo el pasado Sábado día 14 para reforestar una zona devastada por incendios en pasados años; todos ellos forman parte de la asociación de voluntarios de la citada entidad. El entorno elegido ha sido el municipio castellonense de Vall de Almonacid (Comunidad Valenciana, España), ubicado en los límites del Parque Natural de la Sierra de Espadán.
La curiosa, pero ejemplar campaña recibe el nombre de “10.000 árboles. Compensación CO2” y pretende contribuir a la repoblación de los bosque españoles con especies autóctonas tales como Quercus suber, popularmente conocido como Alcornoque o Surera en el dialecto regional, Quercus ilex o Carrasca, Arbutus unedo o Madroño, Pistacia lentiscus, más conocido como Lentisco o Pinus halepensis (Pino carrasco) entre otras.
El objetivo de la campaña no es otro que el de plantar al menos 10.000 árboles autóctonos en todo el territorio nacional a lo largo del presente año, con lo cual estamos ante una de las últimas incursiones; de éste modo se pretende compensar las emisiones de Dióxido de Carbono generados a causa de su actividad empresarial, tratando de “saldar su deuda” con el medio ambiente durante los próximos cinco años. La Asociación de voluntarios se encarga de hacer efectiva la repoblación con su trabajo, mientras que los costes del proyecto son asumidos por la Caja.
Todo el proceso está siendo controlado por monitores especializados en la reforestación de áreas boscosas dañadas y técnicos forestales del Parque natural; los voluntarios pudieron gozar de una lúdica actividad al aire libre acompañados de sus familias, reforzando así su compromiso con la educación, difundiendo el valor de la recuperación del hábitat. En total, casi 900 plantones fueron acomodados en el término del convenido municipio.
La entidad bancaria asegura que a esta campaña le seguirán otras, afianzando su compromiso de responsabilidad empresarial con la sociedad y el medio ambiente.
Desde aquí mi felicitación y toque de atención para otras empresas; es hora de tomar ejemplo.

viernes, 13 de noviembre de 2009

El valor de los fósiles: Equinoideos.

El coleccionismo de fósiles es una actividad muy lúdica y apasionante para los aficionados a la vida prehistórica, conocedores de la materia o amantes de las colecciones u objetos de decoración poco usuales; sin embargo, esta actividad puede resultar muy perjudicial para la Ciencia si se practica de forma inadecuada. Los fósiles son un patrimonio, y pueden aportar grandes conocimientos acerca de la evolución o la filogenia de las especies entre otras Ciencias, pero si éstos caen en manos privadas puede suponer una gran pérdida en términos de información. Es por ello que cabe concienciar a aficionados y coleccionistas para la práctica de un coleccionismo responsable y respetuoso con las piezas mineralizadas; adquirir fósiles pertenecientes a especies muy abundantes y bien conocidas por la Paleontología no supondrá necesariamente un inconveniente para ésta, pero si son perseguidos los especímenes más raros e infrecuentes de los estratos, como desgraciadamente pretenden muchos coleccionistas, una valiosa lección puede perderse para la Ciencia y con ella la oportunidad de conocer mejor la biodiversidad evolutiva.
En base a esta situación, personalmente he obtenido algunos fósiles para mi propio estudio y contemplación. Para ser sincero, no me considero en absoluto un coleccionista, pues esa no es la palabra que define mi actitud; con el tiempo, he ido conservando fósiles que he ido hallando durante mis ocasionales incursiones en terrenos sedimentarios y a lo largo de varios años he obtenido piezas destinadas a complementar y diversificar mi archivo gracias a obsequios y adquisiciones, tratando de representar a grandes rasgos los principales grupos biológicos.
En alguna ocasión se ha dado la circunstancia de que tras haber obtenido un fósil aparentemente bien conocido, ha resultado ser un espécimen mucho más escaso de lo esperado debido a una identificación incorrecta por parte del comerciante; pero habiendo descubierto la verdadera identidad del fósil, no he dudado en donar la pieza a la institución elegida sin tener en cuenta el coste que haya tenido que asumir por el material. Éste es el caso de un Branquisaurus gracilis mal vendido como B. salamandroides, procedente de Alemania. Afortunadamente, he contemplado esta conducta en amigos y conocidos incluso del sector comercial, lo cual me complace.
Con este texto y otros venideros tengo la intención de dar a conocer algunas de las piezas que componen mi archivo de fósiles, el cual me resulta eventualmente muy útil a la hora de acometer actividades educativas u ofrecer ejemplo tangible sobre los dogmas de biodiversidad y evolución. Les invito a conocer de forma ilustrativa algunos de los organismos que poblaron nuestro planeta en el pasado, pues los fósiles pueden resultar muy didácticos si se hace un buen uso de ellos.
Como por alguna parte tengo que empezar, lo haré refiriéndome a varias piezas referentes a la Clase Echinoidea, popularmente denominada Equinoideos o más comúnmente conocida como “Erizos de mar”.
En primer lugar presento cuatro piezas halladas por mi humilde persona hace más de una década en la castellonense localidad de Morella (España). En los estratos marinos intercalados del Cretácico inferior son muy frecuentes éstos fósiles pertenecientes al Género Cidaris, el cual contempla gran cantidad de especies extintas y cuenta todavía hoy con efectivos específicos en el litoral mediterráneo. Estamos ante un género caracterizado por prominentes puntos de anclaje donde las alineadas y equidistantes espinas encuentran soporte. Lo cierto es que resulta muy complicado liberar las piezas de su matriz sin dañarlas severamente.

Cuatro fósiles del Género Cidaris.

Como los anteriores, he aquí un ejemplar de Cidaris sp. datado en casi doscientos millones de años; procede por tanto del periodo Jurásico inferior del Sur de Europa y pertenece a una especie diferente indeterminada pero claramente diferente a la presentada con anterioridad. Éste conocido Género da nombre al Orden Cidaroida y fue tomado como Taxón tipo para definir a la Familia Cidaridae.

Cúspide de Cidaris sp. del Jurásico inferior.

Ya extinto, el género Mepygurus abarca un periodo de existencia más bien reducido en comparación con otros Equinoideos. Aquí puede verse un ejemplo de Mepygurus depressus procedente de una mina malgache; data de la etapa faunística Calloviense, ubicada en el Jurásico medio; contémplense los trazos en forma de estrella tan característicos de su Género. Hablamos de un vistoso componente de la Familia Clypeidae cuyos restos son relativamente frecuentes en África central y Madagascar.

Ejemplar de poco más de 8 Cm. de diámetro.

Igualmente extinguido queda el género Micraster, cuyo registro fósil abarca desde el Cretácico tardío hasta el Paleógeno medio, siendo frecuente su presencia en estratos costeros del Sur de Europa. El ejemplar aquí exhibido procede del Norte de Catalunya (España), donde hallaban su morada en las llanuras marinas de escasa profundidad que componían el paisaje local a mediados y finales del periodo Cretácico. Micraster es un Género compuesto por unas ocho especies, aunque su organización específica es tema de debate; pertenece a la Familia Micrasteridae destacada en el Orden Micrasterina, al que da nombre.

Micraster rogalae, del Cretácico tardío.

Aunque los Equinoideos han estado presentes en gran parte de los litorales costeros del mundo durante los últimos 450.000.000 de años, es decir, desde principios del Periodo Silúrico hasta nuestros días, los fósiles que aquí muestro representan un lapso de tiempo relativamente reducido, no más extenso de cien millones de años; no obstante, ilustran esquemáticamente la variedad de apariencias que podemos hallar en el registro fósil.
Pronto nuevas piezas y nuevos grupos biológicos.

sábado, 7 de noviembre de 2009

GR - 36, La Guía definitiva.

Para algunos visitantes y viajeros, no resulta necesario un trazado preestablecido para contemplar las maravillas naturales que el Parque Natural de la Sierra de Espadán les brinda. Una visita al Centro de Visitantes de esta paradisíaca área protegida puede bastar para explorar sus más de 31.000 hectáreas del bosque mediterráneo que alberga una valiosa Zona de Especial Protección para las Aves si se tiene un buen sentido de la orientación y se arma de un mapa para transcurrir por sus zigzagueantes carreteras, pistas forestales y caminos rurales.
En cambio, para la mayoría de los turistas, senderistas y montañeros, la forma más adecuada de contemplar este incomparable ecosistema es recorrerlo en toda su extensión andando a través de sus senderos y tramos señalizados, visitando así sus rurales pueblos y los puntos más espectaculares del paraje ocasionando una perturbación mínima en el entorno. Para satisfacer los requisitos de un ideal de excursionismo de estas características, son muchos los senderos marcados que recorren el Parque Natural y sus inmediaciones con diferentes perspectivas, longitudes y grados de dificultad, pero ninguno de ellos es comparable al célebre GR – 36. Se trata de una ruta turística de carácter senderista de gran recorrido, la cual discurre en sentido Sureste – Noroeste y atraviesa longitudinalmente el Parque, situado al Sur de la Provincia de Castellón (Comunidad Valenciana, España).


Trazado del GR-36.

66.120 metros de sinuoso trayecto a través de una treintena de topónimos destacados y siete municipios componen esta ruta bien señalizada y dispuesta a ser transitada a pié, en bicicleta de montaña o a Caballo. Con una altura mínima sobre el nivel del mar de cincuenta y dos metros y una máxima de casi novecientos, la senda supone un ascenso acumulado nada despreciable de más de tres mil cuatrocientos metros, lo cual la convierte en un recorrido de gran dureza para los excursionistas. Poco ayudan los tres mil ochocientos cuarenta y dos metros de descenso acumulativo que presenta el trayecto si no cuentan con una preparación física previa. De media, es necesario invertir diez horas para completar el trayecto establecido por el GR – 36, por lo tanto, para los caminantes menos preparados, resulta necesario dedicar dos días a su recorrido dado que es imprescindible detenerse ocasionalmente para descansar, comer e incluso dormir en alguna de las zonas de acampada o en los hostales y albergues que están disponibles a lo largo del trayecto. No obstante, la mayoría de aventureros recorren la senda en un solo día si se aplican en la salida matutina y no se exceden en las paradas para descansar o comer.
Los núcleos rurales que se encuentran a lo largo del recorrido son: Villavieja, Eslida, Aín, la aldea de Veo, Alcudia de Veo, Villamalur, Torralba del Pinar y Montanejos; el punto de partida y de destino quedan situados fuera de los límites del Parque Natural, pero no de la serranía de Espadán. Entre los topónimos enlazados a lo largo del camino, me resultan especialmente destacables la “Font de Cabres”, la “Font de Castro”, “Torcas”, la Ermita de Santa Bárbara, el “Ajub” y el “Mas de Bangan”, pero son much
os otros los puntos de interés que pueden ser visitados durante el trayecto o en las cercanías del recorrido marcado.

Presentación de la obra.

Tal es la repercusión del GR – 36 en la zona, que son numerosas las publicaciones impresas y digitales que hacen referencia a su trazado, ya sea atendiendo a su valor turístico, paisajístico o a la experiencia que supone recorrerlo en íntimo contacto con la naturaleza. La más destacada de dichas publicaciones será, sin duda, la Guía publicada por Sento Puchades y editada por la Societat d´amics de la Serra d´Espadá (Sociedad de Amigos de la Sierra de Espadán), titular del Centro Excursionista local y cuya presentación acaecerá el próximo Jueves 12 de Noviembre a las 19 horas en la librería Babel de Castellón de la Plana, ubicada en la calle Guitarrista Tárrega número veinte de la citada ciudad.
A la presentación social de la obra, llamada a constituir un referente sobre las guías de senderos valencianos de gran recorrido, acudirán e intervendrán Gregori Dolz, Presidente del Centro Excursionista de Castellón y Lucía Almodóvar, Presidenta de la Societat d´amics de la Serra d´Espadá, así como numerosos miembros de las citadas sociedades, excursionistas, vecinos y curiosos; todos están invitados.
Organizado por la propia librería Babel y al Societat d´amics de la Serra d´Espadá, promete ser un acto de gran interés para todos los amantes de la naturaleza; desde estas líneas invito a todo lector a asistir a tan esperada presentación.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Ya tenemos ganador del Concurso.

Agotado el plazo de entrega de textos para el Concurso de redacción “El Legado de Charles Darwin”, ha llegado la hora de hacer balance de resultados, tanto de participación como de objetivos perseguidos.
En lo referente a la participación, ninguna otra palabra podría definir mejor el resultado que “Decepción”, pues a pesar de los numerosos candidatos dispuestos a competir por la victoria en esta actividad, tan solo uno ha hecho efectiva su participación presentando su trabajo dentro del plazo establecido.
Sin embargo, al margen de ente fracaso participativo, más éxito se ha obtenido en materia de divulgación, pues la campaña promocional de la presente actividad ha dado a conocer tanto este Blog de divulgación científica como el Foro que hospedó durante meses la presentación, noticias y preguntas acerca del Concurso, prestando una inestimable colaboración; obviamente me refiero al Foro de Amigos de las Tortugas (http://www.tortuamigos.com/), difundiendo de ese modo sus valores de respeto y buen trato tanto a los Quelonios y otros Animales cautivos como a las poblaciones silvestres.
Con el tiempo podrán ser valorados los factores que han hecho de este Concurso una actividad tan poco propicia para la participación pública, aunque ya son evidentes algunas de las probables causas del casi nulo seguimiento registrado, lo cual servirá para orientar futuras actividades con propósitos semejantes a los aquí plasmados.
Sin más preludios, paso a dar a conocer el texto ganador del Concurso de redacción, el cual ha superado perfectamente el control de originalidad exigido por las Bases establecidas y de veracidad informativa. Raúl Pedroche Navarrete, alias Gex, de España, es el autor del texto agraciado, bajo el título “La Evolución de Balaenoptera musculus”, lo cual le hace merecedor del obsequio que El Espejo de la Ciencia ha destinado a premiar su esfuerzo y que previamente fue dado a conocer en este Blog.
Desde aquí quiero hacer llegar a Raúl Pedroche mi más sincera enhorabuena por su condición de vencedor de "El Legado de Charles Darwin". Felicidades.
A continuación puede leerse íntegramente el documento redactado por el citado participante en formato PDF; les invito a leerlo y descubrir los entresijos del proceso evolutivo que dio origen a la Ballena azul o Balaenoptera musculus.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...