A continuación se exponen las Publicaciones del Blog según preferencias.

jueves, 10 de diciembre de 2009

La estirpe resistente.

“La era de los Mamíferos” es el calificativo más popular atribuido a la Era Cenozoica, la cual se extiende desde la extinción masiva de finales del periodo Cretácico, que puso fin a los Dinosaurios no avinos hasta la actualidad; un lapso de tiempo dividido en tres Periodos y siete Épocas.
Sin embargo, los Mamíferos hicieron su aparición como grupo faunístico mucho antes de que la citada extinción eliminase a sus competidores Saurópsidos y contemplasen su oportunidad de diversificarse y ocupar nichos ecológicos que antes ocupaban los Dinosaurios. La Clase Mammalia, la cual hace referencia a los Mamíferos, es un grupo monofilético perteneciente al Clado Synapsida, por lo tanto todo el grupo evolucionó a partir de un único ancestro que habitó el Supercontinente Pangéa hace algo más de doscientos millones de años; hacia finales del Cretácico, el grupo se había diversificado tanto que ya eran reconocibles Monotremas, Marsupiales y Placentarios, algunos de los cuales presentaban rasgos de Primates arcáicos; pero debido a la presión ambiental generada por los omnipresentes Dinosaurios, los Mamíferos fueron hasta la extinción cretácea Animales de escasa talla, forzados a vivir en madrigueras o entre las ramas.
Casi con toda seguridad, fue la Subclase Allotheria, más conocida como Mamíferos aloterios, los que mejor lograron adaptarse a la vida a lo largo del Mesozoico, sacando partido a su escaso tamaño, su alto metabolismo y a su formidable movilidad.
Denominados tradicionalmente Multituberculados, grupo que actualmente es considerado un Orden, los Allotheria conforman el Clado Mamífero más antiguo descrito hasta la fecha, pues son ya reconocibles a finales del periodo Triásico. Presentaban una apariencia muy similar a ciertos roedores modernos como las Ardillas y los Perrillos de las praderas, pero sus dientes estaban menos especializados y dotados de numerosas cúspides, carentes de colmillos y provistos de incisivos ligeramente más desarrollados que el resto de la dentición; su cuerpo era algo más alargado y a menudo presentaban largas uñas y una cola moderada, ofreciendo una silueta bastante primigenia. El gran éxito adaptativo de estos Animales se ve claramente reflejado en la amplia distribución geográfica, pues son conocidos miles de fósiles en todo el mundo salvo en Australia y la Antártida a pesar de su escasa talla, serio inconveniente para el proceso de fosilización. El registro fósil invita a pensar que los Aloterios habitaban en madrigueras cuando se enfrentaban a ambientes secos o desérticos y muchas especies estaban habilitadas para la vida arbórea en las selvas y praderas boscosas; el pelaje era probablemente corto dado que el Mesozoico fue una Era muy cálida y a menudo húmeda. En cuanto a los hábitos alimentarios, parece ser que hubo cierta diversidad nutricional; mayoritariamente eran carnívoros, formando la base de su dieta con Invertebrados, pequeños Vertebrados terrestres o crías de especies mayores y huevos; pero también son conocidas especies más proclives a la nutrición herbívora u Omnívora.
Tal era la capacidad de adaptación de este grupo y su resistencia a los cambios drásticos en el ecosistema que fueron capaces de adaptarse sin demasiados problemas a dos extinciones masivas; la acaecida a finales del periodo Triásico, la cual exterminó a gran parte de Arcosaurios, Cinodontos y Pelicosaurios; y la que puso fin a la supremacía de los Dinosaurios no avinos y otros grupos de Flora y Fauna al final del Cretácico. Solo la aparición de los resistentes, prolíficos y adaptables Roedores, un grupo de Mamíferos Placentarios que compitieron directamente con éstos por los mismos espacios y alimentos provocó la progresiva extinción de los Aloterios hace alrededor de treinta millones de años, a principios del periodo Oligoceno.

Recreación artística.

Polémico es este asombroso grupo mamífero en términos de sistemática Cladística, esto es debido a que a los Multituberculata originalmente admitidos se sumaron recientemente los Órdenes Gondwanatheria y Haramiyida, clasificados con anterioridad como Mamíferos basales o Monotremas. Con ello Allotheria se divide en tres Órdenes. Gondwanatheria alberga tres Familias (Ferugliotheriidae, Gondwanatheridae y Sudamericanidae) escasamente representadas por unos pocos Géneros aunque ampliamente distribuidos; Haramiyida incluye otras tres Familias (Eleutherodontidae, Haramiyaviidae y Haramiyidae) y algunos Géneros dudosos tales como Theroteinus o Millsoson. Por su parte Multituberculata da cobijo a tres grupos familiares y al Suborden Cimolodonta, subdividido en diecisiete amplias Familias, ocho de las cuales se agrupan en dos Superfamilias; Paulchoffatioidea y Plagiaulacoidea.
El estudio paleontológico y paleoambiental de los Allotheria ofrece fundamentales detalles acerca de la aparición y expansión de los Mamíferos primitivos; una lección que no debemos dejar de aprender si pretendemos comprender el desarrollo evolutivo de esta exitosa Clase.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...