A continuación se exponen las Publicaciones del Blog según preferencias.

lunes, 26 de diciembre de 2011

A la atención de Dilma V. Rousseff.

Si a principios del presente mes de Diciembre instaba a los lectores de este Blog a aportar su firma con el fin de apoyar la petición de WWF dirigida a los líderes políticos reunidos en Durban con motivo de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, hoy me veo en la necesidad de pedirles nuevamente su colaboración, pues desgraciadamente la Señora Dilma Vana Rousseff, Presidenta de la República Federativa del Brasil, ha anunciado su intención de asestar un golpe fatídico e irreversible a la amazonia.
Una vez más, las palabras de la Presidenta han sonado en tono amenazante, con un claro gesto de desprecio hacia el ecosistema amazónico, hacia la mayor selva tropical del planeta y hacia el ya amenazado clima global. En respuesta a esta “Espada de Damocles” que pende ya sobre el Amazonas y su entorno, el Fondo Mundial para la Naturaleza ha organizado una campaña dirigida a presionar al Gobierno brasileño para que reconsidere y rectifique su política en materia de Medio Ambiente. En esta ocasión hemos optado por un comunicado individual pero masivo dirigido a la presidencia carioca en el que se transmite nuestra preocupación por una decisión que amenaza nuestra frágil estabilidad medioambiental planetaria.
Tratando de llamar la atención de los ciudadanos de todas las nacionalidades, el Fondo Mundial para la Naturaleza ha emitido un comunicado que literalmente asevera: “La Amazonía es el hogar del mayor bosque tropical que queda en el mundo. Pero el gobierno de Brasil tiene previsto asestar un duro golpe mediante la creación de grandes plantaciones de Soya y tierras de pastoreo para el ganado, para ayudar a estimular su economía.
La cuenta regresiva ya empezó. Brasil está a punto de entregar millones de hectáreas para ser taladas legalmente. Esto se suma a una amnistía prevista para millones de hectáreas de bosques talados ilegalmente. Esto recompensaría la destrucción criminal de los bosques, en lugar de obligar a que sean reforestadas.
Esto amenaza a un bosque tropical que cubre 76.5 millones de acres, un área tan grande como Alemania, Austria e Italia juntas. Las consecuencias se harán sentir en todo el mundo: se liberará 28 mil millones de toneladas métricas de CO2, equivalente a lo que todo el Reino Unido emite en 57 años. La ley también daría lugar a la destrucción sin precedentes de la vida silvestre de Brasil.
Ahora esto está en manos de la Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Sólo ella puede evitar la catástrofe.”
Semejante atentado ambiental no puede aplicarse sin más ante la pasividad de todos, es por ello que WWF ha redactado una carta de condena, petición y reflexión dirigida a la Señora Dilma Vana Rousseff para que pueda ser remitida por todos los ciudadanos que se escandalizan e indignan con semejante desprecio hacia la vida y el planeta; para facilitar este remite masivo del texto, el Fondo Mundial para la Naturaleza ha habilitado una página Web que permite enviar un Correo Electrónico a la presidencia de Brasil de forma automática con la sola aportación del nombre del remitente, su dirección de E-Mail y su nacionalidad, además de simplificar la divulgación de esta iniciativa mediante la difusión de un Correo Electrónico dirigido a amigos y familiares del colaborador. El contenido de dicha carta expone lo siguiente:
“Mantenga el liderazgo mundial ambiental de Brasil: mantenga una Ley Forestal fuerte.
Estimada señora Dilma Vana Rousseff, Presidenta de la República de Brasil.
Los cambios propuestos por el Congreso Nacional para revisar la Ley Forestal de Brasil podrían poner en grave peligro los impresionantes logros ambientales que tuvo Brasil en los últimos años. Además socavarían los esfuerzos de la comunidad mundial por mantener el calentamiento global por debajo de 2°C y frenar la pérdida de biodiversidad.
1) Le recomendamos encarecidamente que intervenga en el proceso de revisión de la Ley Forestal, para dar tiempo a una evaluación científica adecuada de los posibles impactos, y un debate más profundo entre los pobladores de Brasil.
2) Si la revisión es aprobada por el Congreso Nacional, le instamos a vetar cualquier texto que contravenga su promesa de “evitar cualquier cambio en la ley que permita la deforestación ilegal o que de amnistía a los criminales ambientales” que violaron la ley antes del 2008.
Por favor, le pedimos que vete todo texto que permita que las propiedades rurales de hasta 440 hectáreas tengan los mismos beneficios de Reserva Legal que los pequeños productores familiares;
Y todo texto que permita que los estados y municipios creen excepciones al marco normativo federal.
El actual anteproyecto de la Ley Forestal aumenta significativamente el riesgo de deforestación futura en Brasil, que podría resultar en decenas de miles de millones de toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero a partir de millones de hectáreas de áreas deforestadas. Esto anula el compromiso pionero de Brasil para reducir sus emisiones en un 36-39% para el 2020, incluyendo una importante reducción en la deforestación. El actual anteproyecto limitaría la recuperación de bosques en un 50% en las zonas vulnerables que son importantes para proteger a las personas, los servicios ecosistémicos y la biodiversidad.”

Llamada de emergencia a la Presidenta de Brasil.

Nuevamente, desde El Espejo de la Ciencia quiero recalcar la importancia de esta campaña y solicito la comprensión y la participación de los lectores del Blog a quienes me gustaría recomendarles que hagan lo posible por divulgar esta iniciativa entre sus familiares y amigos con el propósito de motivar la mayor participación posible; el ecosistema más rico y variado del planeta está a punto de recibir un golpe fatal.
Triste forma de despedir este Año Internacional de los Bosques.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Concurso para Tortuamigos 2.012.

Poco a poco, el declarado Año Internacional de los Bosques" va tocando a su fin, y con la mirada puesta en el ya declarado “Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos”, El Espejo de la Ciencia ha presentado una vez más el convenientemente llamado “Concurso para Tortuamigos”, dirigido a los Usuarios del notable Foro de Amigos de las Tortugas (http://www.tortuamigos.com/). Esta edición, la tercera consecutiva, ofrece como sus predecesoras la posibilidad de que los Usuarios registrados obtengan un excepcional obsequio a través de un entretenido y educativo concurso de preguntas y actividades acerca de los Quelonios, Animales que son precísamente su centro de atención.
Las reglas son las mismas que las fijadas en las pasadas ediciones: Se proponen diez actividades, todas muy sencillas y lúdicas para aprendices y amantes de las Tortugas. Solo tiene que indicarse la respuesta o solución correcta a cada una de ellas. El participante ganador es el usuario que más respuestas correctas obtenga; en caso de empate entre dos o más participantes, es la respuesta más rápida la que se impone.
En este evento, el premio al ganador resulta de lo más interesante; Este Blog aporta un obsequio de gran valor artístico y educativo a la vez que de notable utilidad, siendo dos los elementos que, como de costumbre, componen el lote: Una Agenda informal de National Geographic Society. En esta nueva edición está a disposición del ganador un obsequio que ya es clásico en el concurso, la Agenda oficial de National Geographic 2.012; una obra tan distendida como útil. Esta imprescindible herramienta de organización personal cuenta con espacio para dar cabida a los datos del Usuario, organigrama anual y disposición diaria de tareas por horas agrupada semanalmente, acompañado de bellas fotografías (Seña de identidad de National Geographic), artículos y esquemas temáticos; todo ello enmarcado en una edición dotada de tapadera dura bellamente presentada, práctica encuadernación en espiral y un sistema de cierre original y cómodo. La Agenda 2.012 está dedicada a la población humana de los siete mil millones bajo el título “El Mundo en 2.012”, algo que queda Parente en la temática de toda la obra gracias a sus numerosas fotografías. Semejante herramienta cuenta con la colaboración del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y nos descubre un mundo amenazado por la sobrepoblación humana en el que todos jugamos un papel fundamental. En segundo lugar, el ganador recibe una Edición Especial de National Geographic titulada “Cambio Climático: Que debes saber; que puedes hacer”. Estamos ante una publicación excepcional que presenta de forma amena los efectos y las causas del omnipresente cambio climático generado por la irresponsable actividad humana de los siete mil millones así como las soluciones disponibles, aportando una impresionante colección de fotografías digna de National Geographic además de avanzado y didáctico material gráfico en forma de mapas y esquemas de alta resolución. En esta obra han colaborado Científicos de renombre mundial y verdaderas autoridades sobre la materia.

Lote de artículos destinado al ganador.

Esta actividad fue presentada ante la notable comunidad de Tortuamigos el pasado Lunes día doce de Diciembre y el concurso se inició oficialmente con la publicación de las diez actividades que constituyeron la base sobre la que participar, la cual tuvo lugar el Jueves día quince del presente mes a las diecinueve horas UTC. Después de varias horas, habiéndose registrado una notable acogida y participación por parte de los miembros del Foro, pudo desvelarse finalmente el nombre del justo vencedor, hecho público en la tarde del día de ayer.
Con un total de diez aciertos sobre diez actividades, y tras haberse registrado otras dos participaciones con el mismo número de aciertos, la respuesta más rápida se recibió el Miércoles, 15 de Diciembre a las 19 horas, 58 minutos y 5 segundos con el remite de Raimundo Delgado, miembro muy participativo que responde al pseudónimo de Mundi. Con esta victoria, Mundi reclama el título que hasta ahora ostentaba la Administradora Miriam Guzmán, alias Miri_Guzmán, por partida doble, añadiendo así su nombre al palmarés de este popular concurso.
Desde estas líneas quiero hacer llegar mi más sincera felicitación al ganador, que recibirá su merecido obsequio, patrocinado por El Espejo de la Ciencia, en su propio domicilio de Gran Canaria, España. También deseo agradecer su participación a todos los concursantes, ya que sin ellos nada de esto sería posible.
Pueden contemplarse los pormenores de este concurso a través del siguiente enlace:

jueves, 8 de diciembre de 2011

Cuidando nuestro jardín natural.

Muchas veces hablamos, con cierta hipocresía, de que es necesario cuidar nuestro entorno, respetar el equilibrio del medio ambiente y de que debemos proteger los ecosistemas de las agresiones, invasiones biológicas y vertidos dañinos que generamos.
Esta es la idea que algunos grupos locales han puesto en práctica, más allá de las palabras idealizadas; con trabajo y buen criterio, estamos dando pequeños pasos hacia una conciencia colectiva más sana y benévola con el entorno del que todos dependemos. Hoy me gustaría citar un par de iniciativas que se han ganado un hueco en este Blog por derecho propio, pues su labor merece ser conocida por lectores y seguidores de El Espejo de la Ciencia.
Nuestros primeros protagonistas conforman un laxo grupo de cuatrocientos voluntarios organizados bajo el proyecto “Planta un árbol y cuida mil”, una iniciativa promovida y auspiciada desde fechas pasadas por la Consellería de Infraestructures, Territori, y Médi Ambient (Consejería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente en el dialecto Valenciano local) del Gobierno Autonómico y la Obra Social “La Caixa”.
El proyecto pretende reforestar y restaurar los entornos boscosos deteriorados o destruidos por incendios forestales y otras agresiones ambientales en el Parque Natural de la Sierra de Espadán, al Sur de la Provincia de Castellón, España. Las labores de reforestación se iniciaron a lo largo de la primera semana del pasado mes de Noviembre y durante el primer día de esta nueva campaña fueron cien los voluntarios que plantaron doscientos ejemplares de árboles autóctonos de ribera como el Avellano (Corylus avellana), el Sauce (Salix alba), el Fresno (Fraxinus ornus) o el Almez (Celtis australis) en el municipio de Fuentes de Ayódar, población ubicada en el extremo Noreste del citado Parque Natural. Los trabajos contenidos dentro de este entorno protegido se prolongan hasta la actualidad y sus actuaciones se extienden a municipios como Alfondeguilla, Ayódar, Artana, Chóvar, Eslida, Pavías y Tales.

Área calcinada por un incendio forestal en Chóvar.

Además de reforestar áreas calcinadas, el Proyecto realiza trabajos de diversificación vegetal en áreas forestales con la finalidad de proteger y expandir especies arbustivas autóctonas en proceso de regresión.
Como ya se había referido en su momento en este Blog, el convenio entre la Consejería y “La Caixa” no se limita a este entorno, sino que se extiende a otros Parques Naturales de la Comunidad Autónoma valenciana tales como la Sierra de Mariola, Sierra Calderona, el Turia y Montgó. Más de cincuenta colectivos, entre Empresas, Asociaciones excursionistas, grupos ecologistas, Asociaciones culturales, Oenegés, Centros educativos y Ayuntamientos cooperan y cada año se invierten un millón quinientos mil Euros cuyo propósito adicional es el de integrar a personas con riesgo de exclusión social y acercar e involucrar a todos los sectores de la sociedad en el cuidado del medio ambiente. La piedra angular que otorga mayor interés a esta iniciativa es la participación de centros educativos infantiles de Alfondeguilla, Almedijar, Artana, Azuébar, Chóvar, Eslida, Sueras, Tales y Vall de Almonacid, cuyos alumnos apadrinarán áreas reforestadas de su entorno más cercano y supervisarán el correcto crecimiento y desarrollo de los árboles y arbustos plantados por los voluntarios, con lo que se establecerá un vínculo entre los niños y el entorno que se les confía. Es éste el punto que personalmente más me llama la atención y me agrada, si bien el trabajo de los propios voluntarios es de lo más oportuno.
La otra iniciativa a la que quiero hacer referencia es la llevada a cabo por la Fundación Limne, una organización privada, sin finalidad lucrativa, constituida por notables especialistas de la gestión de aguas, con el objetivo declarado de fomentar la participación ciudadana en la conservación del Patrimonio Social y Ambiental de los ecosistemas acuáticos, continentales y de transición, así como los ambientes terrestres relacionados. El proyecto está auspiciado por BP Oil, quien parece querer lavar su imagen tras el imperdonable atentado ecológico perpetrado en el Golfo de México el pasado año.
Este plan privado pretende estudiar la diversidad vegetal de un tramo adoptado del río Mijares, al Norte de la Sierra de Espadán, entre los términos municipales de Almazora y Burriana cuyos ayuntamientos se han involucrado también en esta iniciativa. Setenta voluntarios están documentando cada especie floral y vegetal presente en la rivera del Mijares y se dedican a eliminar las especies invasoras que encuentran a su paso, pues su presencia amenaza la supervivencia de la Flora autóctona.
Esta labor tiene como objetivo principal realizar un estudio científico ambiental que defina las relaciones vegetales y el estado de conservación de las especies nativas; los resultados de dichas pesquisas servirán para trazar un plan más amplio y ambicioso de recuperación de la Flora autóctona durante el año próximo. Una de las actuaciones más destacadas de este proyecto consiste en la citada retirada de especies invasoras y su posterior sustitución por especies autóctonas que serán reintroducidas en la ribera a lo largo del tramo final y la desembocadura del río Mijares. Actualmente, las especies alóctonas amenazan el ecosistema al interferir en el desarrollo de la vegetación mediterránea nativa y propagar enfermedades introducidas contra las que la Flora regional no es inmune, es por ello que esta iniciativa resulta tan importante.
Hasta la fecha han sido retirados cientos de ejemplares de Piteras (Agave sp.) y Chimberas (Opuntia ficus) cuyas poblaciones ya dominan amplios sectores de ambas orillas del río, una situación que no pasa desapercibida a todo aquél que contempla su curso fluvial.
Espero que este texto brinde a los protagonistas de sendas iniciativas, entidades organizadoras y voluntarios anónimos, un instante de gloria que reivindique su inestimable labor en un mundo sabedor del peligro que se cierne sobre sí mismo pero que mira los problemas con despreocupada hipocresía. A través de El Espejo de la Ciencia quiero ofrecerles el reconocimiento que merecen.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Ni un paso atrás.

Campaña “Ni un paso atrás para el clima”.

Tras la severa sensación de haber perdido una gran oportunidad en Copenhague y México para trazar un acuerdo internacional firme y decidido en materia de Medio Ambiente a la hora de poner freno al cambio climático y paliar sus efectos, de nuevo, estamos ante una Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático o UNFCCC por sus siglas en inglés.
Han pasado dos años durante los cuales, cada nación ha obrado por cuenta propia para convencer al seno de Naciones Unidas de que existe cierta responsabilidad nacional en materia de cambio climático, siempre a merced de los intereses económicos dictados en cada momento. Fruto de estas políticas errantes e interesadas, llegados a la 17ª Conferencia de las Partes (Enunciada "COP 17") en una situación muy semejante a la que se vivía hace dos años en Copenhague. Desde el pasado Lunes 28 de Noviembre y hasta el Viernes 9 de Diciembre casi doscientos países se han dado cita en la ciudad sudamericana de Durban; y como no podía ser de otro modo, son Durban y la citada Cumbre las que acaparan toda la atención de Científicos, Naturalistas, Ecologistas y ciudadanos de todo el mundo, conscientes de que es mucho lo que nos jugamos en esta Convención.
Las naciones implicadas en este evento de notable trascendencia consideran que estamos ante una reunión definitiva a la hora de establecer y cerrar las negociaciones sobre políticas climáticas internacionales; en principio porque el Protocolo de Kioto vence al final del año próximo y, por supuesto, porque nos hallamos ante una situación de emergencia ecológica, climática y humanitaria.
Un dato que bien representa la situación que vivimos es el hecho de que a lo largo del pasado año se alcanzase un máximo histórico en los niveles de gases de efecto invernadero y que cada año perecen más de trescientas cincuenta mil personas a consecuencia de la crisis climática y sus secuelas inmediatas.
Esta 17ª Conferencia de las Partes no ha pasado desapercibida para el Fondo Mundial para la Naturaleza, organización sin ánimo lucrativo que sin dudarlo ha presentado este evento de la forma más esclarecedora y escueta posible:
“Durban es la última oportunidad para ofrecer seguridad en un futuro régimen climático. Los ciudadanos del mundo estamos a la espera de una señal clara por parte de los gobiernos que asegure la consecución en breve de un acuerdo climático global suficientemente ambicioso, justo y vinculante.
El cambio climático está teniendo un impacto real en las personas y los ecosistemas ya en la actualidad. El mundo no puede permitirse el lujo de dar marcha atrás en los progresos ya realizados. Es por eso que necesitamos que los países ya comprometidos firmen un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto, y paralelamente se dé un mandato para conseguir un acuerdo global legalmente vinculante”.
En perfecta consonancia con esta apurada situación WWF ha transmitido a las partes implicadas algunas exigencias que no son otra cosa que los requisitos demandados por los ciudadanos de todo el globo; éstas exigencias son principalmente cinco, y en esencia recogen las mayores preocupaciones compartidas por el sentir general de los pueblos.
Como era de esperar, en primer lugar se demanda cerrar la brecha entre las actuales promesas nacionales de reducción de emisiones y lo que la Ciencia nos dice que es necesario para limitar el aumento de la temperatura mundial y evitar un cambio climático catastrófico; en Durban, esta brecha tiene que ser reconocida y debe ser descrita una vía para cerrarla. Otra petición obvia es la de establecer un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto; actualmente es el único compromiso internacional vinculante para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y como se ha indicado, expira en un año y no tenemos todavía ningún acuerdo que lo sustituya, por tanto, es imprescindible mantenerlo. En tercer lugar, solicitamos identificar y promover fuentes innovadoras de financiación (Tales como tasas al transporte aéreo y marítimo internacional, o a las Transacciones financieras) para ayudar a los países más vulnerables a limitar sus emisiones y adaptarse a los efectos del cambio climático; esto incluye acuerdos sobre la gestión del Fondo Climático Verde, así como de donde procederán los recursos para asegurar la promesa de cien mil millones de dólares hecha por los países desarrollados en Copenhague. Seguidamente se incita a crear un marco para garantizar que el Programa de Colaboración para la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Forestal en Países en Desarrollo de las Naciones Unidas contribuya a la reducción de emisiones reales, al tiempo que protege los derechos de los pueblos indígenas y comunidades dependientes de los bosques y la conservación de la biodiversidad. Se solicita además por encima de todo un acuerdo internacional jurídicamente vinculante que se traduzca en una reducción del 80% en las emisiones globales de gases de efecto invernadero entre 1.990 y 2.050.
Con el fin de dar el mayor soporte y legitimidad a este conjunto de exigencias enmarcadas en el ámbito internacional, el Fondo Mundial para la Naturaleza ha abierto un banco de firmas, con las cuales se pretende acompañar el documento y dar así mayor relevancia a las preocupaciones populares y ofrecer la oportunidad a ciudadanos de todo el mundo de alzar su voz en beneficio de todos, pues el cambio climático no es solo problema de unos pocos.
Desde El Espejo de la Ciencia animo a todo lector a formar parte de esta petición ciudadana internacional y sugiero que contribuyan a la recogida de firmas no solo aportando la suya propia, sino captando la atención de familiares, amigos y vecinos, pues cuantas más firmas sean aportadas, mayor será el apoyo público que reciban las peticiones aquí plasmadas. Pueden hacer uso del siguiente enlace para validar su firma digital, tan solo es necesario indicar el nombre completo con sus apellidos, correo electrónico y número del Documento Nacional de Identidad. Es hora de actuar.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Molinos al viento.

En España, es la eólica la fuente de energía renovable que más ímpetu ha tomado en el poco afanoso intento por obtener un serio sustituto a los combustibles de origen fósil para nutrir energéticamente nuestra siempre habida de demanda sociedad consumista; no en vano, los parques eólicos españoles producen actualmente el veinte por ciento de la energía total generada a escala nacional y de hecho abastecen más del dieciséis por ciento de la demanda eléctrica interna. El pasado año, este tipo de infraestructura técnica generó cerca de veinte mil megavatios de forma limpia.
Esta forma de satisfacer los requisitos energéticos nacionales de manera limpia y sostenible parece conformar una estrategia perfecta de desarrollo respetuoso con el medio, pero lo cierto es que los parques eólicos no carecen de críticos y detractores, quienes alegan el impacto paisajístico que los poco estéticos aerogeneradores producen en el entorno. También han surgido críticas en torno a la supuesta elevada mortandad de Avifauna que estos “molinos” ocasionan al golpear a las Aves con su veloz rotación.

Parque eólico en el levante ibérico.

Es innegable el hecho de que los aerogeneradores producen cierto número de defunciones, tanto entre la Fauna aviar de la zona como entre los Quirópteros que surcan los cielos aprovechados por los parques eólicos, situación que ha llevado a algunos grupos extremos a plantear una moratoria en la expansión de este tipo de infraestructuras técnicas; sin embargo, la mayor parte de los críticos, conscientes del gran avance en materia de desarrollo sostenible que supone la proliferación de los aerogeneradores proponen sencillamente un mayor estudio a la hora de seleccionar las zonas donde instalar tales estructuras.
Actualmente, los parques eólicos son ubicados ya fuera de las rutas de migración aviar, precisamente con el fin de evitar la mortandad masiva entre las especies que se desplazan estacionalmente dentro y fuera de nuestro territorio, lo cual satisface a la mayor parte de los usuarios y detractores originales de esta tecnología; no obstante, en los últimos años se han venido reportando serios daños a las poblaciones de Avifauna sedentaria, pues su permanencia en una zona ocupada por los aerogeneradores incrementa notablemente las probabilidades de accidente a medio o largo plazo, castigando así a poblaciones particulares que bien pueden estar constituidas por especies amenazadas.
Un notable ejemplo de esta situación la conforman los Buitres Leonados o Gyps fulvus que residen en el Norte de la Comunidad Valenciana y el Sur de Catalunya, en la vertiente mediterránea de España; esta población, actualmente en fase de recuperación y expansión tras un periodo de decadencia que a punto estuvo de acabar con ella en tiempos recientes, comparte su hábitat con el parque eólico de Els Ports – Maestrazgo, el cual se cierne sobre la fina frontera política que separa las Comunidades Autónomas de Aragón, Catalunya y Valencia. Esta difícil convivencia está generando ciertos problemas a la citada población de carroñeros dado que el lento planeo a baja altura que caracteriza a las Aves necrófagas las convierte en un blanco seguro para los aerogeneradores. Resulta que el vuelo pasivo a baja altura de los Buitres, con la mirada fija en el suelo al escudriñar su territorio en busca de cadáveres impide a estas fabulosas Aves advertir las rápidas palas de los “molinos” que se ciernen sobre ellos y les golpean con fuerza, a una velocidad que en ocasiones supera los ciento ochenta kilómetros por hora; el brutal impacto derriba a la rapaz de inmediato, herida de muerte.
Con la intención declarada de minimizar esta situación en futuras infraestructuras, Iberdrola, empresa española líder en el sector al construir y gestionar la totalidad del parque eólico español, así como presente en otros once países con exigencias y políticas ambientales de lo más dispares, cuenta con proyectos de observación y estudio destinados a reducir el impacto ambiental durante la construcción y operación de los aerogeneradores. Gracias a este empeño, la empresa cuenta con una gestión homologada por EMAS, la normativa voluntaria de la Unión Europea que reconoce a aquellas organizaciones que han implantado un SGMA (Sistema de Gestión Medioambiental) y han adquirido un compromiso de mejora continua, verificado mediante auditorías independientes. Cabe destacar que las compañías industriales, pequeñas y medianas empresas, organizaciones del tercer sector, administraciones públicas y organizaciones no gubernamentales reconocidas con este distintivo tienen una política medioambiental definida, hacen uso de un sistema de gestión medioambiental y dan cuenta periódicamente del funcionamiento de dicho sistema a través de una declaración medioambiental verificada por organismos independientes.
Parte de este reconocimiento se debe a la estrecha relación que Iberdrola mantiene con la organización SEO / BirdLife (La Sociedad Española de Ornitología), cuyos técnicos ambientales revisan y convalidan los estudios que derivan en la elección del enclave más propicio y menos nocivo para la Fauna a la hora de emplazar los aerogeneradores que darán servicio durante décadas, contribuyendo a mermar el peligroso consumo de combustibles fósiles.
Es solo cuestión de determinación que una política que nos beneficia a todos se imponga paulatinamente a las viejas metodologías de obtención energética, agresivas con el medio ambiente.

martes, 1 de noviembre de 2011

Fuego bajo las olas.

Un puñado de islas e islotes esparcidos por la costa noroccidental del continente africano reciben el nombre común de Macaronesia. Macaronesia ocupa una extensión marítima de gran tamaño y todas sus islas tienen un origen volcánico; en su mayoría se enclavan en puntos calientes de la placa tectónica africana a excepción de las islas Azores que se formaron en la Dorsal mesoatlántica, en la intersección entre las placas africana y norteamericana.
Cinco archipiélagos dispersos pueden apreciarse en la región; estos son, las islas Azores, Madeira, las Islas Salvajes, las islas Canarias y Cabo Verde. La soberanía de estos enclaves insulares queda repartida entre el Reino de España, la República Portuguesa y la República de Cabo Verde. Por su magnitud, son las islas Canarias, el archipiélago español, el que destaca entre el resto, pues conforman un grupo insular de considerable extensión enclavado en una región notablemente profunda del océano Atlántico.
El archipiélago de Canarias está compuesto por siete islas mayores, un islote y un subarchipiélago; las islas principales se disponen casi longitudinalmente y de Oeste a Este son denominadas El Hierro, La Palma, La Gomera, Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote; el islote de Lobos se encuentra frente a la costa Norte de la isla de Fuerteventura y el subarchipiélago de Chinijo está conformado a su vez por las islas de Montaña Clara, isla Alegranza y La Graciosa, así como por los islotes de Roque del Oeste y Roque del Este, presentes en la misma disposición.

Archipiélago de Canarias.

Una serie de volcanes concentrados en esta área limitada conformaron un colectivo insular subtropical de clima variable en función de la exposición a la influencia continental de la Europa occidental en las vertientes norteñas y el subtrópico africano en las cotas isleñas del Sur. Es precisamente este clima bipolar, unido a la condición de enclave insular volcánico, y por lo tanto no ex continental lo que ha condicionado una biodiversidad endémica única, con una variedad de ecosistemas que dan soporte a esa diversidad biológica sin parangón en estos lares atlánticos. No en vano, las islas Canarias contemplan varias Reservas de la Biosfera y entornos y monumentos naturales señalados como Patrimonio de la Humanidad, todos ellos declarados por la UNESCO; además, cuatro Parques Nacionales de especial interés en el panorama estatal están presentes aquí.
Dado que la actividad volcánica de Canarias apenas se remonta unos treinta y dos millones de años, puede decirse que su origen es relativamente reciente en términos geológicos; el periodo Paleógeno tocaba a su fin y con ello empezaba una época de transición del clima tropical ancestral al clima templado moderno, con la consecuente reducción de masa forestal en los trópicos y su característica extinción masiva. Una tenue red de fallas abiertas en la corteza terrestre a causa de la expansión del océano y la consecuente debilidad local de dicha corteza se dan en este punto específico de la placa tectónica africana, lo que dio forma a grandes bloques graníticos donde se asentaron los incipientes volcanes alimentados por los escapes magmáticos del manto a través de las fisuras.
Desde los albores del Oligoceno, última etapa del Paleógeno, una intrincada sucesión de fases eruptivas forjaron numerosos niveles superpuestos de sedimentos basálticos que terminaron por emerger a la superficie marina partiendo de un lecho oceánico situado a casi tres mil quinientos metros de profundidad; erupción tras erupción, los volcanes tenían que abrirse paso a través de coladas cónicas de lava cada vez mayores. En nuestros días, la compleja cadena de erupciones que ha propiciado un relieve inconfundible está lejos de tocar a su fin, como demuestra la actividad vulcanológica registrada actualmente en El Hierro. Hoy pueden contarse varios volcanes en las tierras emergidas de Canarias, aunque muchos otros se ubican bajo la superficie marina o han cesado en su actividad en épocas pasadas, viéndose sepultados por las eyecciones de volcanes activos cercanos.
Las formaciones visibles más antiguas son denominadas “Moles antiguas” o “Macizos viejos” por los Vulcanólogos; están presentes mayormente en Gran Canaria, el Norte de La Palma, Fuerteventura en su vertiente Sur, La Gomera, y ciertas zonas aisladas de Tenerife y Lanzarote. Más recientes son las Dorsales que se manifiestan en El Hierro, el Sur de La Palma y áreas localizadas de Tenerife. Lo cierto es que la complejidad de las fases eruptivas del archipiélago es tal que por ahora no se conoce en profundidad la sucesión de acontecimientos que han conformado el panorama geológico actual.
Es el Teide el mayor de los volcanes canarios, de hecho, con más de siete mil metros de altura sobre su base, es el tercer monte más alto del planeta tras los Hawaianos Mauna Loa y Mauna Kea; a su vez, se trata del pico más elevado del océano Atlántico y del territorio español, con una altitud sobre el nivel del mar de 3.718 metros. La formación de la isla de Tenerife se debe como cabe esperar a la actividad de este volcán cuya proyección se edificó en cinco fases conocidas que se iniciaron hace unos treinta millones de años y asomó en la superficie marina hace unos diez millones. La primera etapa dio origen a la base almohadillada que emergió y acogió las eyecciones de tres volcanes adyacentes que conformaron capas sucesivas de lava en forma de escudo; tras una serie de erupciones espaciadas en el tiempo por unos tres o cuatro millones de años, una interrupción temporal de la actividad propició el efecto acumulado de la erosión aunque en una tercera fase se reanudó la actividad en series postmiocenas, dando origen a un edificio volcánico colosal, sostenido por dos conos eruptivos, que bien pudo alcanzar los cuatro mil quinientos metros de altitud y cuarenta mil de diámetro. Semejante mole condicionó en gran medida el aspecto actual del centro de la isla, aunque finalmente se colapsó por efecto de la gravedad y se hundió bajo su propio peso, deslizándose en parte hasta el mar por el Norte de Tenerife, formando las actuales Cañadas del Teide. En etapas posteriores, hasta cuatro edificios se levantaron y decayeron sobre la base del coloso pétreo, siendo el último, conformado hace apenas un millón de años, el que hoy conocimos como Teide.

El Teide y la formación “Roque Cinchado”.

Junto al mismo Teide, formando parte de un mismo macizo en el corazón de Tenerife, se encuentra el Pico Viejo; sus 3.135 metros de altitud sobre el nivel del mar lo convierten en el segundo monte más alto del archipiélago. Su formación está ligada a la del propio Teide, aunque su configuración actual se debe a la última erupción, acaecida a finales del siglo XVIII, que tras meses de eyección de materiales modificó el paisaje de su entorno, elevó la cima y dejó tras de sí un cráter de casi ochocientos metros de diámetro. En el entorno del macizo Teide – Pico Viejo pueden encontrarse la célebre caldera de Cañadas del Teide y el Alto de Guajara. También aquí se ubica la Montaña Blanca, a los pies del Teide, formada en erupciones relativamente recientes que han dejado un cono poco pronunciado. Llegados a este punto, invito a cualquier lector interesado a contemplar un grupo de instantáneas tomadas en este conjunto volcánico por Rubén Nebot, a quien agradezco la cesión de fotografías para ilustrar el presente documento. Pueden encontrar dicho archivo fotográfico en nuestra página de seguidores en Facebook.

Estratigrafía volcánica de Tenerife.

En La Palma, encontramos un vestigio volcánico impresionante, la Caldera de Taburiente, origen y cumbre de la isla. La caldera magmática generada por una erupción hawaiana o de escudo forma hoy un circo situado a más de seiscientos metros sobre el nivel del mar, en el centro mismo de La Palma.
Al Sur de esta misma ínsula hallamos la Cumbre Vieja, origen de la proyección sureña de la isla; Junto al volcán de Fuencaliente y otras formaciones conforma la región de los volcanes de Teneguía. El propio volcán de Fuencaliente protagonizó la última erupción de la zona en 1.677 y la fuerte termal de Fuente Santa es consecuencia de ella.
Otro volcán de lo más impresionante es el denominado Caldera de Bandama, ubicado en el Noreste de Gran Canaria. Sus violentas y explosivas erupciones generan un cráter de tamaño titánico comparado con el resto de formaciones canarias. Se estima que la última erupción tuvo lugar hacia el siglo primero de nuestra era, pero la estratigrafía revela grandes erupciones anteriores, producidas hace cuatro mil y cinco mil años respectivamente.
La isla de Fuerteventura presenta en cambio un panorama diferente, pues no está constituida por uno, dos o tres grandes volcanes, sino que se forjó gracias a un cúmulo de respiraderos volcánicos que eyectaron cenizas en capas sucesivas; el complejo volcánico se compone de al menos veinticinco conos cercanos unos de otros, puede que más. Entre todo ellos, destaca el Pico de la Zarza con sus 812 metros sobre el nivel del mar.
El resto de islas presentan igualmente muestras de su origen volcánico. En El Hierro encontramos el Pico de Malpaso que con sus 1.501 metros de altitud preside la isla desde su centro, aunque quizá sea más atractivo el Valle del Golfo, producto del deslizamiento de buena parte de la isla original. El Monte Garajonay, de 1.487 metros de altitud, se ubica en La Gomera y su peculiar cono rige el paisaje insular. Por su parte, Lanzarote tomó su aspecto actual gracias a tres fases eruptivas bien definidas que le han valido el sobrenombre de “Isla de los Volcanes”.
Durante la era glaciar del Cuaternario, las islas Canarias experimentaron un clima más árido que en épocas anteriores, lo cual favoreció la erosión y la aparición de derrubios en las laderas y los barrancos de todas las islas, presentando en cambio escasas zonas de acumulación litoral, lo que supone la existencia de muy pocas playas naturales. Las costas son obviamente las zonas más expuestas la erosión debido al embate del oleaje y en Canarias predominan los grandes acantilados. Resulta destacable el hecho de que incluso en los sectores geológicamente más antiguos del archipiélago predominan las formas constructivas sobre la erosión y la sedimentación, pero en las zonas estructuralmente deprimidas se acumulan grandes masas de derrubios poco rodados, aunque se trata de un fenómeno más bien poco frecuente.
Lejos de verse mermada la actividad volcánica, este mismo año contemplamos una nueva erupción al Sur de El Hierro, a unos ochocientos metros bajo el nivel del mar, aunque el cono eruptivo ha superado ya los cien metros de altura sobre su base; Canarias sigue siendo un archipiélago en construcción.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Prósperos y amparados.

El Buitre leonado, también llamado Buitre común o Buitre pardo, es una imponente rapaz de hábitos carroñeros cuya población se extiende por la Península Ibérica, Cerdeña, los Balcanes, Crimea, África septentrional y Asia occidental, desde Turquía, Arabia y el Cáucaso hasta puntos del Himalaya oriental y el Noroeste de la India. Antaño también estuvo presente en algunos puntos de Francia e Italia continental, pero su extinción en estos países ha supuesto que las poblaciones actuales se deban a trabajos de reintroducción en áreas muy aisladas.
Bajo la nomenclatura científica Gyps fulvus encontramos a una de las mayores Aves de Europa, con una envergadura de más de dos metros y medio, y una de las pocas especies de Buitres que habitan el continente. La subespecie Gyps fulvus fulvus ocupa la parte occidental del territorio indicado hasta los enclaves más orientales de Europa y Asia menor.
La supervivencia de este miembro de la Subfamilia Aegypiinae, quizá la más extraordinaria de cuantas componen la Familia Accipitridae por su peculiar porte y sus excepcionalmente especializados hábitos alimentarios, ha estado permanentemente asegurada en la Península Ibérica, una situación notablemente infrecuente entre la Fauna de la región, a menudo amenazada por la actividad humana.
Durante siglos, los Buitres han rapiñado los cadáveres que las enfermedades, los depredadores y los rigores del entorno han dispuesto ante su hipersensible olfato y acuciada vista; sin embargo, la acción humana ha ido mermando las poblaciones de grandes herbívoros y depredadores, objetivos naturales de los Buitres; dicha disminución de efectivos tubo como consecuencia inevitable un descenso en la abundancia de cadáveres silvestres para estos carroñeros, no obstante, a medida que la actividad agropecuaria se imponía en todo el territorio ibérico y los grandes Mamíferos iban perdiendo efectivos a causa de la competencia hallada en los Animales domesticados y la caza masiva practicada para eliminar posibles depredadores y competidores del ganado, los Buitres se disponían a cambiar de hábitos.
Esta nueva situación, generalizada a partir de la Edad Media, no tuvo en absoluto un impacto negativo en los Buitres, pues a falta de grandes Ungulados silvestres abundaban los cadáveres de reses muertas, abatidas por la enfermedad o capturadas por los escasos depredadores que como el Lobo persistían en sobrevivir a la sombra de la especie humana.
Efectivamente, la actividad ganadera no hizo más que brindar una oportunidad de oro al Buitre leonado para nutrirse y prosperar mientras muchas otras especies autóctonas veían mermar sus poblaciones e incluso veían amenazada su supervivencia. Con todo, el panorama tenía que cambiar una vez más para el Buitre a mediados y finales del siglo veinte. Con cierto retraso con respecto a muchos países europeos, España despertava a una nueva realidad, y la actividad agropecuaria empezó a perder empuje frente a otros sectores económicos como la industria, pero ahora, ya privados de gran parte de los recursos naturales antaño abundantes, los Buitres tuvieron que lidiar con el progresivo abandono de las explotaciones ganaderas, y con ellas, naturalmente, a su sustento primario.
Si bien España sigue siendo una potencia europea en lo que a actividad agrícola y ganadera se refiere, la situación auguraba un pronunciado declive para las Aves necrófagas tras la disminución de las economías agropecuarias, en cambio, hoy día es posible observar enormes bandadas de estas titánicas rapaces luchando por los cadáveres como lo llevan haciendo durante siglos en este mismo territorio, en grupos gregarios de hasta quinientos individuos.
Lejos de conformar un misterio, su supervivencia se debe mayoritariamente al empeño puesto a tiempo por autoridades y grupos ecologistas en su protección y mantención. Un trabajo bien orientado que logra mantener al Buitre leonado lejos de las listas de especies amenazadas. Siguiendo esta misma política, en 1.990, Gyps fulvus fue clasificada como especie de especial interés, es decir, el reconocimiento de que merece una atención particular en función de su valor científico, ecológico, cultural y por su peculiaridad morfológica y alimentaria, con lo que se exige la redacción de un Plan de Manejo. A su vez está incluida en los Anexos I y II de la Directiva europea de Aves, en el Anexo II del Convenio de Berna, en el Anexo II del Convenio de Bonn y en el Anexo I del Convenio CITES.
En nuestros días, decenas de comederos especiales han sido estratégicamente esparcidos por el territorio nacional español con el fin de nutrir a las crecientes bandadas de Buitres que se instalan en sus cercanías, aunque entre Científicos, ecologistas y autoridades reina la comprensión de que no resulta aceptable mantener a una especie silvestre de forma tan artificial y dependiente, por lo que se trabaja del mismo modo en la protección de especies y territorios con el fin de que algún día, el Buitre leonado pueda volver a valerse por sus propios medios. Por ahora nos conformamos con verle planear sobre nuestras tierras con su majestuosa silueta.

lunes, 17 de octubre de 2011

BOINC. La Ciencia de la Computación distribuida.

Tras casi dos semanas de trabajo, muchas pruebas y algunos aciertos, hoy me complace presentar ante los lectores de El Espejo de la Ciencia el vídeo “BOINC. La Ciencia de la Computación distribuida”, nada menos que el documento audiovisual más complejo y ambicioso de cuantos he emprendido hasta la fecha.
El proyecto surgió con la idea inicial de aportar un artículo complementario que diese mayor calado a un texto publicado en este mismo Blog en el año 2.009; mi intención era presentar una completa guía acerca de cómo colaborar en la plataforma de computación distribuida BOINC o Berkeley Open Infrastructure for Network Computing, el mayor sistema de computación al servicio de la Ciencia, la Tecnología, la Medicina, las Matemáticas o el entretenimiento. Con este documento orientativo era mi deseo fomentar la colaboración voluntaria entre los lectores de este portal.
Sin embargo, no tardé en reenfocar esta idea desde un punto de vista alternativo, pues al confeccionar dicho documento en forma de audiovisual podía generar una presentación mucho más atractiva y dinámica, que podría satisfacer a los espectadores del canal Xinquer – El Espejo de la Ciencia con base en YouTube además de los citados lectores.
Tomada esta decisión, empecé a preparar los diferentes elementos requeridos para el trabajo, con lo que pronto aparecieron los primeros inconvenientes, y es que si bien no se trata de un vídeo especialmente complejo, se me presentó como un gran reto, al verse involucrados elementos que o bien no estaban originalmente a mi alcance o me enfrentaba a ellos por vez primera. Los cambios en la presentación de mi escritorio y la obtención de vídeos mediante capturas de pantalla estuvieron entre las primeras tareas, a las que les siguieron la obtención de banners y plantillas de presentación, imágenes fijas y rótulos.
Un reto más complejo resultó ser la creación de una narración verbal, pues resultaba evidente que una presentación escrita no iba a dar buen resultado dada la cantidad de información a reflejar; para ello tuve que redactar un guión preliminar que más tarde se vería convertido en voz mediante un programa de lectura automática, diseñado en origen para facilitar la comunicación ente Internet y usuarios invidentes. El proceso requirió muchas pruebas para elegir el software más adecuado y muchas otras para ajustar la narración a las imágenes, tratando de aportar tanta información como fuese posible a un ritmo de narración predefinido y un tiempo limitado. El resultado de este proceso quizá no resulte tan agradable como hubiese deseado, pero tras muchas horas de ensayos y ajustes, me doy por satisfecho.
La música parecía ser otro obstáculo más que afrontar, no obstante me incliné por hacer uso de varios ritmos elementales, para los cuales hice uso de un viejo teclado electrónico de la década de 1.980, con sus detalles metálicos y su escasa definición. Al final he logrado una banda sonora bastante monótona, que era justo lo que buscaba.
Más de cuarenta elementos gráficos y sonoros se han visto involucrados en definitiva en la obra ya finalizada, su montaje me resultó bastante costoso, pero en absoluto complicado, aunque fueron necesarias dos maquetas previas y varios intentos para dar con la fórmula definitiva cuyo resultado hoy les presento.
Para que se hagan una idea de lo que van a ver, les adelanto que estamos ante un audiovisual de producción propia que presenta una introducción general acerca de la plataforma BOINC, su funcionamiento, sus implicaciones y proyectos. A continuación alternaremos explicaciones muy prácticas sobre cómo obtener, instalar y operar el software con la presentación de gráficos de diferentes proyectos y exposición de las muchas posibilidades que ofrece una comunidad de cómputo en red sin precedentes. Espero que este video cumpla con su objetivo inicial y al menos algunos de los lectores y espectadores de El Espejo de la Ciencia se animen a colaborar con nosotros; supone un minúsculo esfuerzo con implicaciones trascendentales.
A día de hoy, BOINC es una plataforma de computación distribuida que opera con 39 proyectos, algunos de los cuales se encuentran entre los más importantes de cuantos se están llevando a cabo en la actualidad, concernientes a disciplinas tan diversas como Medicina, Biología, Física, Química, Astronomía, Aeronáutica, Matemáticas, Informática, inteligencia artificial, Climatología, etcétera. Todo ello gracias a la generosidad de 2.275.664 usuarios que voluntariamente ceden los recursos que puntualmente no utilizan de sus computadoras personales de hogares, oficinas o espacios públicos; conformando una red de cálculo compuesta por 6.159.686 PCs que en conjunto operan a 15,548 TeraFLOPS, constituyendo la herramienta de cómputo más potente del mundo, trabajando a casi el doble de la velocidad operativa del mayor superordenador del planeta.
Dado que este inestimable recurso al servicio de la Ciencia tan solo es posible gracias a aportaciones voluntarias que apenas requieren tiempo por parte del usuario y por supuesto ningún dinero (A menos que prefiera hacer una donación económica a proyectos concretos), les animo a unirse a nosotros, es fácil, rápido y puede elegir a que proyectos desea contribuir. Sin más preámbulos, les dejo con mi última presentación audiovisual.

BOINC. La Ciencia de la Computación distribuida.

jueves, 13 de octubre de 2011

Pasiones y obsesiones por las Setas.

Antaño considerados como Plantas, los Hongos, Levaduras, Mohos y Setas son clasificados hoy en un Reino biológico independiente, al que denominamos Fungi. Las diferencias entre ambos grupos son claras, aunque no siempre fueron debidamente apreciadas: El rasgo más distintivo de los Hongos se encuentra en sus quitinosas pareces celulares, muy diferentes de las que presentan los Vegetales compuestos siempre de Celulosa; otra diferencia más sutil la hayamos en la biología enteramente parasitaria que llevan algunas especies. Entre las Setas encontramos además esos llamativos Esporocarpos, órganos reproductores que llevan a cabo la diseminación de esporas tras emerger de la tierra en donde se desarrolla la vida del Hongo progenitor.
Son precisamente las Setas, promesa de una nueva generación para los Hongos y de una suculenta comida para muchos aficionados, las que inducen toda clase de pasiones culinarias enunos y obsesiones recolectoras en otros. Tales emociones desatadas impulsan a millones de aficionados y semiprofesionales a recorrer los montes boscosos de todo el mundo cada otoño en busca de las preciadas Setas, a veces con pleno conocimiento de causa, pero demasiado a menudo enzarzados en una alocada carrera por la mayor recolección posible que termina por expoliar los recursos y dañar el entorno.

El bosque mediterráneo, rico entorno para las Setas.

Esta situación no es diferente en la Sierra de Espadán, una de las serranías más orientales del Sistema Ibérico. También aquí, cientos de recolectores invaden el bosque mediterráneo cada estación otoñal en busca de algunas de las especies de Setas más apreciadas y a menudo codiciadas de cuantas crecen en el entorno. Merced a esta situación, cada año los grupos ecologistas locales denuncian gran número de incursiones de personajes sin escrúpulos que perturban y destruyen el delicado ecosistema que sustenta a tantas especies de Hongos removiendo el manto de hojarasca que aporta la química y el ambiente apropiado para su desarrollo. A causa de las insistentes demandas, las autoridades regionales han optado por realizar un control y registro del personal que accede a las áreas más propensas al desarrollo de Setas y se han impuesto límites de extracción a los recolectores, aunque este control resulta altamente complejo y notablemente ineficiente dada la extensión de monte a controlar.
Consecuentemente se lleva emprendiendo desde hace años una estrategia paralela a los controles; la educación concienciativa. Sabedores de que el torrente de publicaciones sobre la materia que se editan cada año no son suficientes, la organización de cursos de orientación y educación ambiental se han convertido en un valioso recurso, al menos en esta zona del levante español.
Si bien es cierto que las condiciones meteorológicas experimentadas en los últimos meses no auguran un Otoño propicio para la recolecta de Setas, pues la ausencia de lluvias significativas desde la pasada Primavera han ocasionado una sequedad del terreno en absoluto favorable para la proliferación de los Esporocarpos, ya son varios los cursos temáticos programados para esta campaña. Sin más demora, mañana mismo se celebran en la cercana localidad de Benicássim las II Jornadas Micológicas.
Tras el rotundo éxito de la primera experiencia, este año se repiten planteamientos aunque se puntualiza el programa. Para empezar, la tarde - noche del Viernes inaugura el curso con una conferencia de lo más apasionada; Jesús Albuixech, especialista en la Flora y el paisaje mediterráneo y técnico responsable de Medio Ambiente del Ayuntamiento de la población y Luis Bernal, experto Micólogo y restaurador profesional impartirán sus cuantiosos conocimientos a partir de las veinte horas en una charla titulada “Los paisajes castellonenses y sus Setas”. Las actividades se retomarán el Sábado, cuando los participantes se reúnan en la Plaza de las Cortes Valencianas de la citada localidad para recibir una clase al aire libre acerca de las muchas especies de Setas que es posible hallar en las tierras provinciales, sobre la comestibilidad o toxicidad de las mismas, acerca del modo correcto de moverse por el terreno y recolectar las piezas y sobre el equipamiento adecuado para las incursiones sin descuidar el buen trato al entorno y las precauciones a tomar para no ocasionar daños ambientales. Una vez tomada la lección teórica, su aplicación práctica se llevará a cabo en forma de excursión parcialmente guiada por los lares circundantes en busca de las especies apropiadas. La jornada del Sábado se completará con una nueva reunión para identificar las Setas recolectadas, intercambiar impresiones y atender dudas y preguntas. El curso se dará por finalizado el Domingo tras la degustación de Setas gracias a la colaboración del restaurante local “Vermut”, se trata de una actividad programada para las diecinueve horas del día dieciséis. Cabe indicar que para participar en esta actividad es necesario inscribirse previamente y que las plazas son limitadas; no obstante, si algún lector desea participar, indico que el número telefónico 628 – 11 – 70 – 60 es el facilitado por el Centro Excursionista de Benicássim, entidad organizadora del programa, para solicitar dicha inscripción. Se atenderán llamadas hasta pocas horas antes de iniciar el curso.

Recolección de Setas en la Sierra de Espadán.

Apenas finalizado este evento, una nueva cita se nos presenta, esta vez en el Distrito Marítimo de Castellón de la Plana. Asmicas, es decir, la Asociación Micológica de Castellón, ha preparado una programación mucho más seria y teórica que la descrita anteriormente, enfocada de forma estrictamente biológica. Se trata de la VIII Exposición de Setas “El Pinar” y tendrá lugar en el Aula de Naturaleza del citado distrito castellonense entre los días diecisiete a diecinueve del mes en curso bajo el título “Visita al mundo de las Setas: Bienvenidos al Reino Fungi”. Un curso que se inaugurará el Lunes a las veinte horas con una presentación a cargo del presidente de Asmicas, Gonzalo Miguel Ferrer. Seguidamente se ofrecerá una didáctica clase sobre la morfología de los Hongos y de los Esporocarpos; El Martes, respetando el mismo horario, se abordará el ciclo vital de estos entes biológicos y el Miércoles se centrará la atención en la distinción y clasificación de especies, así como en su correcta identificación. En total, se cursarán seis horas tras las cuales serán otorgados los correspondientes diplomas que acrediten a los asistentes.
Sendas actividades conforman un excelente ejemplo del afán informativo y educativo incitado por una situación que puede tornarse insostenible en los bosques mediterráneos si se reitera en el expolio de recursos sin control ni conciencia, aunque no son en absoluto los únicos.
El mensaje no puede ser más claro, si deseas recolectar Setas, hazlo con moderación y respeto.

sábado, 8 de octubre de 2011

El mar que engendró Las Rocosas.

Periodo Cretácico, hace ciento veinte millones de años. En una época en donde los restos fragmentarios del antiguo supercontinente Pangea se resquebrajan y separan dando forma a un mundo que antes y después hubiese resultado casi irreconocible, no es extraño contemplar como las aguas de Panthalassa se filtran abriéndose paso entre las fisuras abiertas por el movimiento tectónico en un continente que antaño estaba conformado por la práctica totalidad de la tierra emergida.
Hacía apenas treinta millones de años que el mar de Tetis había colmado la cuenca ocasionada por la escisión de Laurasia, al Norte y Gondwana al Sur extendiendo sus aguas desde el mar Paleotetis emplazado en el sector centro oriental de Pangea con ciento treinta millones de años de anterioridad, cuando corrían los tiempos del periodo Pérmico. Durante el Cretácico, Tetis ya ocupaba el sector central del antiguo Pangea, formando un cinturón marítimo entre las dos tierras separadas, las cuales se estaban fracturando a un ritmo considerable, marcando el patrón continental que tras millones de años de ajustes y cambios darían forma a los continentes que tan familiares nos resultan hoy.
Un retrato planetario de la época mostraría un gran continente norteño, precursor de la actual Asia, aunque su posición y forma no invitaría en absoluto a identificarlo como tal; al Oeste, un grupo de islas y archipiélagos esparcidos por el centro de Tetis constituiría la promesa del subcontinente europeo; echando una mirada a este arcaico planisferio, Norteamérica se dibujaría como una gran masa de formas retorcidas. Al Sur, una extensión de tierra marcada por una lengua marina bien nos recordaría a Sudamérica, con una forma bien definida. África se aparece ante nosotros como tres moles continentales, una al Sur, cuya forma ya recuerda a las tierras subsaharianas y dos más reducidas al Norte inundadas por el mar que ocupa gran parte del Sahara moderno. Todavía es posible ver al subcontinente indio ubicado en el punto de partida, frente a las costas surorientales de África y la Antártida y Australia fusionadas más al Sur.
Un panorama ancestral que sirvió de escenario de uno de los acontecimientos geológicos más llamativos de su tiempo desde mi punto de vista. Se trata de la conformación y evolución del mar de Niobrara, en las inmediaciones del continente de Norteamérica.
Hace unos doscientos ochenta millones de años, la placa tectónica de Norteamérica chocó frontalmente con la del Pacífico Norte, generando una proyección vertical del terreno; esta orogénesis dio origen a la cordillera de las montañas Rocosas, constituidas por una peculiar geología que merece la pena mencionar.
Durante las primeras etapas del Paleozoico, esta parte del continente se hallaba bajo las someras aguas de un mar poco profundo, lo cual propició la acumulación estratigráfica de roca Caliza y Dolomita, pero un alzamiento de la superficie no solo emergió el antiguo lecho, sino que fomentó la creación de Argilita y material rocoso metamórfico. Un levantamiento muy posterior, acaecido hace unos trescientos millones de años dio como resultado la aparición de una cadena montañosa primaria, que discurría a lo largo del trazado sureño de la actual cordillera. La aparente estabilidad de Pangea supuso el cese del empuje para aquella primitiva serranía, la cual sufrió paulatinamente los efectos de la erosión hasta el punto de quedar reducida a vastas extensiones costeras de material sedimentario. En cualquier caso resultó tratarse de una situación provisional, pues el movimiento tectónico de la placa norteamericana terminó por desgajar Laurasia no mucho después de que éste se disgregase del supercontinente, el choque consecuente impulsó la sólida roca metamórfica de la corteza hacia cotas hasta entonces inauditas en la región. Atravesando las capas más superficiales y blandas de Caliza y otros sedimentos. Tan notable verticalización del terreno conllevó inevitablemente una depresión continental adyacente que propició la inundación del territorio emergido en dos fases.

Mar de Niobrara a mediados del Cretácico
comparado con el continente actual.

En primera instancia, una lengua acuática se vertió desde el Noreste, generando el mar de Mowry, una extensión del primigenio mar Ártico que más tarde formaría parte del emergente océano Atlántico. El elevado nivel del mar, propio del Mesozoico a causa de las altas temperaturas que expandían el elemento vital y la inexistencia de casquetes polares y grandes extensiones glaciares ocasionó que el mar de Tetis anegara las zonas bajas del continente desde lo que hoy es el mar Carebe, fusionándose con el mar de Mowry para generar una vasta extensión marítima de interior, denominada mar de Niobrara aunque más conocida como mar interior occidental o mar cretáceo de Norteamérica.
Esta nueva situación implicaba la presencia de un mar interior relativamente superficial rodeado de tres grandes masas continentales; una vasta y alargada extensión de tierra que discurría de Norte a Sur a lo largo de la orilla occidental, presidida por la cordillera de Las Rocosas; una gran isla norteña ubicada a mayor latitud que los grandes lagos actuales y un extenso territorio oriental a medio camino entre el recién aparecido mar y el incipiente Atlántico. A finales del periodo Cretácico, hace unos ochenta y cinco millones de años, el mar interior occidental llegó a ocupar una extensión de casi un millar de kilómetros de anchura y más de tres mil doscientos cincuenta de longitud de Norte a Sur. Pese a su condición de mar continental, en algunos puntos alcanzó casi novecientos metros de profundidad, una cota reducida para un mar, pero suficiente para generar un notable rango de ecosistemas a diferentes profundidades.
El estudio estratigráfico confirma que el Cretácico fue un periodo cálido; el mar de Niobrara gozaba de el clima cálido al que sus aguas contribuyeron a generar localmente en consonancia con la climatología global y un ambiente tropical, por lo que en él proliferaban las Algas calcáreas que condicionaron su estratigrafía. Un ecosistema marino rico y próspero se desarrolló en la región, tal y como demuestra el registro fósil en el que están presentes desde grandes Mosasauróideos, Escualos y notables Peces óseos hasta diminutos Crustáceos, Moluscos y Corales pasando por los típicos Ammonoideos y otras criaturas contemporáneas propias de cualquier otra extensión marina del planeta.
Resulta obvio al juzgar por la situación actual que el mar interior occidental terminó retirándose, un proceso gradual pero ininterrumpido de elevación del lecho marino fomentado por la misma tectónica de placas que le dio origen terminó por empujar sus aguas, vertiéndolas en el creciente océano Atlántico, completando el proceso hace unos setenta millones de años.
Desde entonces, el continente norteamericano ha estado alejándose cada vez más de Eurasia, de hecho, todavía hoy sigue moviéndose en esa misma dirección, pero han tenido que alternarse multitud de acontecimientos geológicos y climáticos para que este continente tome la forma que hoy nos resulta tan conocida, aunque será en otra ocasión cuando narre esa caprichosa cadena de acontecimientos.

viernes, 30 de septiembre de 2011

Tras la estela de los cometas.

Su aparentemente repentina aparición era presagio de un mal augurio, un aviso divino de que algo terrible iba a suceder. Los cometas han intrigado y horrorizado a la sociedad desde antiguo. Durante siglos, astrólogos, adivinos y sacerdotes han visto en estas manifestaciones cósmicas una eficaz herramienta para predecir la muerte de un Rey o un Emperador, vaticinar un desastre natural o advertir de la inminente invasión de un letal enemigo, manipulando así el destino de las naciones y sus gobernantes haciendo un llamamiento a la precaución e inspirando miedo. Ningún Monarca o soberano que se preciase podía prescindir de la orientación y el vaticinio de un buen astrólogo, una dependencia que no pasó desapercibida a quienes hacían de la adivinación astrológica su oficio.
Pese a su funesta popularidad, no ha sido hasta fechas relativamente recientes cuando se ha conocido la verdadera naturaleza de estos cuerpos de aparición fortuita o intermitente a nuestros ojos. Hoy sabemos que los cometas son elementos sólidos compuestos mayormente de hielo y roca que orbitan alrededor del Sol trazando una órbita muy excéntrica. Dotados de la misma condición que los asteroides, los cometas generan una volátil atmósfera cada vez que su ruta orbital los acerca a su estrella anfitriona para ver desprendidos sus gases y partículas en forma de estela brillante o coma a causa de la ionización generada por el viento solar, que se hace más intenso a medida que se reduce la distancia con el Sol. Tras completar su máxima aproximación, el cuerpo se retira hacia cotas más lejanas, mermando su interacción con el viento solar hasta que la atmósfera deja de volatilizarse y se solidifica a causa del intenso frío que se registra en lo más profundo del Sistema Solar.
Entre los cometas más célebres y popularizados encontramos a 1P / Halley, que se acerca a la Tierra cada 76 años; el 55P / Tempel – Tuttle es también conocido, pues el tránsito terrestre tras su larga cola genera una lluvia de meteoritos de forma periódica, conocida como las Leónidas. Algo semejante ocurre al aproximarnos a 109P / Swift – Tuttle cuyos restos protagonizan la lluvia de Perseidas.
Ha sido necesario esperar hasta los albores del siglo XVIII para poder observar y estudiar con detenimiento los periodos orbitales y las características principales de los cometas, y ello solo fue posible gracias a la invención del telescopio. Ahora sabemos que la inmensa mayoría de los asteroides proceden del Cinturón de Kuiper y más allá, de la nube de Oort, vestigio de la nebulosa estelar primordial que dio origen al Sistema Solar. Un asteroide de esta remota región ubicada en los confines de nuestro sistema planetario, situada más allá de la órbita de Neptuno, adquiere la condición de cometa cuando abandona su trazado orbital estable para describir una elipse, parábola o hipérbola excéntrica alrededor del Sol, a causa generalmente del tirón gravitacional del propio Neptuno o de una colisión fortuita con otros cuerpos. Su reducido tamaño en comparación con los planetas los hacen altamente inestables y sus órbitas se ven perturbadas a menudo por la gravedad de éstos.
El agua, el Dióxido de Carbono, el Metano, el Sodio, el Amoníaco, el Hierro, el Magnesio, y múltiples Silicatos son a menudo los componentes fundamentales de unos sólidos que permanecen congelados a temperaturas realmente bajos hasta que su superficie se sublima periódicamente a medida que se acercan al Sol. Este ciclo repetitivo de acercamiento y distanciamiento con respecto al astro rey ocasiona que los cometas pierdan gradualmente los elementos más volátiles de sus núcleos como el hielo de agua, el hielo seco o el Amoníaco, quedando desnudos los componentes rocosos; de esta forma, podemos apreciar que son los cometas más jóvenes, es decir, los que han emprendido su excentricidad en tiempos relativamente recientes, los que presentan colas de vaporización más largas y densas, mientras que los cuerpos más viejos apenas cuentan ya con materiales que se sublimen.
Los estudios llevados a cabo en las últimas décadas han dado como resultado el cisma de dos ramas científicas que estudian la composición y la órbita de los cometas conocidos, sin olvidar las observaciones que aportan la catalogación de nuevos astros de forma constante. Estas disciplinas han forzado la necesidad de clasificar tan laxa familia de cuerpos, y son dos las metodologías aplicadas en nuestros días. Por una parte, contamos con la clasificación centrada en la edad cometaria, la cual se calcula mediante el estudio de la composición y degradación del núcleo; este método contempla cinco niveles agrupados por edades denominados “Bebé”, “Joven”, “Medio”, “Viejo” y “Matusalén”, siendo los primeros los más recientes y los últimos los más antiguos y erosionados. La segunda metodología se limita a agrupar cometas por la magnitud de sus núcleos en seis categorías desde la “Enano” que incluye cuerpos de menos de un kilómetro y medio de diámetro medio hasta “Goliat” que incorpora cometas de más de cincuenta kilómetros diametrales.
En general, los comentas son descubiertos de forma visual o fotográfica mediante el uso de telescopios de gran ángulo u otros medios de magnificación óptica durante el periodo en el que son más vistosos gracias a la eyección de la coma; no obstante, en la actualidad es posible hallar novedades entre estos cuerpos gracias a uno de los usos más inteligentes aplicados a Internet; solo es necesario disponer de un ordenador personal y una conexión a la red. El Observatorio Rasante Virtual de David J. Evans o DVSO por sus siglas en inglés ha permitido a muchos Astrónomos y aficionados de todo el mundo descubrir nuevos cometas casi en tiempo real usando las últimas imágenes del Telescopio Espacial SOHO, en órbita desde 1.995 gracias a un trabajo conjunto entre las agencias espaciales estadounidense y europea.
Es ahora mismo cuando estamos asistiendo al capítulo más apasionante de la historia en lo que a la exploración y conocimiento de cometas se refiere, ya que la tecnología aeroespacial está permitiendo remitir sondas espaciales semiautomáticas que se aproximen a estos cuerpos para ofrecernos una visión única de sus núcleos y estelas, dándonos la oportunidad de llevar a cavo estudios que ni siquiera cabían en los sueños del Astrónomo más iluso de hace un par de generaciones.
Excelente ejemplo de este nuevo método de trabajo científico lo conforma la sonda espacial Giotto de la Agencia Espacial Europea. Giotto, de casi una tonelada de peso, fue lanzada a la persecución del Cometa Halley a mediados de 1.985 y los datos obtenidos durante su aproximación máxima a 596 kilómetros del núcleo resultaron asombrosos. Cumplido su objetivo, la sonda se dirigió al cometa Grigg - Skjellerup, obteniendo igualmente datos de gran valor científico.
Contemporánea de Giotto fue la sonda de fabricación nipona Suisei, la cual compartía objetivo con la primera aunque resultó ser una misión mucho más imprecisa dada la relativa simplicidad del instrumento; no en vano es el cometa Halley el cuerpo de esta índole más estudiado del Sistema Solar.
No obstante, fue una sonda soviética la que sirvió de precursora y guía a las citadas exploradoras; se trataba de Vega 1, la que interceptó al popular cometa cerca del punto de máxima aproximación del mismo al Sol tras haber cumplido su misión en Venus y haber liberado allí el módulo de aterrizaje que remolcaba.
Como es de esperar, no todas las misiones espaciales han resultado exitosas; CONTOUR o COmet Nucleus TOUR, era una sonda típica de exploración cometaria, aunque en parte era también un demostrador de tecnología bastante sofisticado y bien planteado; la NASA puso en servicio el instrumento en 2.002 con una misión por delante de cuatro años dirigida a los cometas Encke y 73P / Schwassmann – Wachmann, pero tras una delicada maniobra de aproximación a su primer objetivo, se perdió el contacto con la sonda, un problema que nunca pudo ser revertido.
Más suerte y mucho más éxito tuvo Deep Impact, un magnífico explorador destinado a conocer a fondo el cometa Tempel One equipado con instrumental fotográfico y de medición altamente precisos. Deep Impact despegó en 2.005 para encontrarse poco después con su objetivo, al que lanzó un pesado impactador de 375 kilógramos con el que abrió un cráter de casi cien metros de diámetro sobre su superficie; el impacto se produjo a una velocidad superior a los treinta y seis mil kilómetros por hora, lo que generó una potencia similar a la producida por cinco toneladas de TNT. Pese a que el orbitador de Deep Impact no pudo documentar el cráter resultante, el cual fue observado posteriormente por otros medios, si aportó valiosa información acerca de Tempel 1 y reveló la composición de sus capas profundas gracias al efecto logrado por el impactador. Tras finalizar su misión y dado el buen estado general del aparato y sus componentes científicos, la NASA reutilizó el aparato bajo el nombre EPOXI, la que entre otras hazañas llevó a cabo una inmersión en la vaporosa cola del cometa Halley.
También merece especial mención la misión estadounidense de exploración, muestreo y retorno Stardust, que constituye la primera toma de muestras más allá de la Luna. Stardust estudió en profundidad el cometa Wild 2 a principios de 2.004 tras casi cinco años de viaje espacial, logrando atravesar la larga cola de éste para recoger muestras de polvo y gas atrapando el material en un gel estéril vaporizado. Una vez concluida su exitosa misión de muestreo, medición y fotografía del núcleo de Wild 2, la sonda regresó a la órbita terrestre para efectuar la maniobra de reentrada en la atmósfera y toma de tierra en el desierto de Utah de la cápsula de muestras, lo cual se saldó con total normalidad a 46.446 kilómetros por hora, convirtiéndose en el reingreso más veloz jamás protagonizado por un instrumento de fabricación humana.
La Agencia Espacial Europea también fue capaz de plantear una asombrosa misión que a día de hoy no ha concluido. Se trata de la sonda espacial Rosetta, cuyo objetivo es sobrevolar y lanzar un módulo de aterrizaje sobre 67P / Churyumov – Gerasimenko, un pequeño cometa de apenas cuatro kilómetros de diámetro que completa su órbita en poco más de seis años y medio. El aparato partió a finales de 2.004 y la misión que se le encomienda se prolongará al menos doce años, rubricando su mayor aproximación a su objetivo en 2.014 si nada lo impide. Hasta la fecha, tras tomar impulso gracias al tirón gravitacional de la Tierra y Marte, Rosetta ha sobrevolado de cerca los asteroides 2867 Šteins en 2.008 y 21 Lutetia en 2.010, los cuales se hallaban en su camino hacia 67P / Churyumov – Gerasimenko, aportando gran cantidad de detalles sobre ambos. A su llegada al cometa, Rosetta orbitará su núcleo captando infinidad de datos y creará en primer mapa cartográfico completo y detallado de un cometa. A su vez, el orbitador liberará un módulo de aterrizaje a unos mil metros de distancia que se posará suavemente sobre la superficie helada con el fin de anclarse firmemente a ella y remitir valiosa información a su nave nodriza; se trata de una hazaña sin parangón, digna de la Agencia Espacial Europea, pero habrá que esperar casi cuatro años para ver cumplido tal logro.

jueves, 25 de agosto de 2011

La Noche de los Murciélagos.

A pesar de que muchas culturas adoran e idolatran al Murciélago, lo cierto es que en la Europa actual, estos pequeños Mamíferos voladores no gozan de muy buena reputación y a menudo son detestados o se les teme como si malvados duendecillos de la noche fuesen.
Sin embargo, no es necesaria una profunda presentación para resaltar que los Quirópteros constituyen un grupo biológico de vital importancia, no solo para la estabilidad del ecosistema, merced al control activo que ejercen sobre las plagas de Insectos en los meses más cálidos del año, sino por esta misma actividad, aportan un inestimable beneficio a las actividades humanas como son la Agricultura o la mera habitabilidad en regiones cálidas y húmedas.
Con la confesa finalidad de dar a conocer mejor a las distintas especies europeas de Murciélagos, divulgar sus numerosas bondades y beneficios tanto para el Medio Ambiente como para nuestra sociedad y promover un mayor respeto hacia un grupo de Animales mal vistos por algunos sectores sociales, Eurobats, es decir, la comisión rectora del Convenio sobre la conservación de las poblaciones de Murciélagos europeos, promueve cada año una jornada nocturna de divulgación y concienciación en la que están convocados treinta países del continente, entre los cuales se organizan campañas y eventos a nivel regional. En última instancia, el cometido de este tratado internacional, firmado durante la Convención sobre la Conservación de Especies Migratorias de Animales Silvestres celebrada en 1.994, es el de asegurar la conservación y supervivencia a largo plazo de las especies de Quirópteros que habitan la europa continental y los territorios no continentales adjuntos a los países implicados.
La denominada "Noche europea de los Murciélagos" es una celebración promovida por el consorcio creado por el convenio Eurobats y se celebra todos los años en el último fin de semana del mes de Agosto. Las actividades que pueden programarse durante estas jornadas van a menudo desde la escenificación de charlas, coloquios y debates hasta la proyección de documentales pasando por excursiones guiadas en las que se contempla la actividad de estos pequeños devoradores de Insectos.
En España, son varias las ofertas educativas propuestas por diferentes asociaciones y colectivos a lo largo y ancho de su geografía; una de las más notables es la que se presenta en el Parque Natural de la Sierra de Espadán, de la mano de la directiva del propio Parque y la Consejería de Medio Ambiente. Respondiendo a la convocatoria europea, la jornada tendrá lugar en horario vespertino y nocturno, iniciándose las actividades previstas a las 19:30 horas del próximo Sábado 27 de Agosto. El evento, que se prolongará durante varias horas, tendrá lugar en el pequeño municipio de Ain (Oficialmente Ahín, en dialecto Valenciano local), de tan solo 140 habitantes, ubicado en pleno centro del citado Parque Natural, a casi quinientos metros de altitud sobre el nivel del mar; un auténtico paraíso idílico para los Murciélagos dada la escasa interferencia humana y el buen estado de un ecosistema protegido.
Abriendo el programa podrán asistir a una conferencia que abordará los principales requisitos y problemas vinculados a la conservación de las especies regionales de Quirópteros, tras la cual, una cena popular servirá para hacer acopio de fuerzas para la posterior excursión a última hora de la tarde, justo antes del anochecer veraniego. En el momento cumbre de este evento, los participantes desplazados hasta el Ayuntamiento de Ahín podrán admirar el espectáculo sin igual que ofrece la salida masiva de los Murciélagos que se alojan en la cueva denominada “Tía Ondera” cercana a la localidad; una lúdica a la vez que ilustrativa actividad orientada y amenizada por un grupo de Biólogos especialistas en la materia. Una experiéncia digna de ser recordada.
En la Comunidad Valenciana son conocidas veintidós especies diferentes de Murciélagos pertenecientes a las Familias Rhinolophidae y Vespertilionidae, aunque a la hora de gestionar su medio y asegurar sus nichos ecológicos, estos Animales son clasificados de manera informal según el tipo de refugio que eligen para descansar e hibernar a lo largo de los meses más fríos del año. Atendiendo a esta sistemática clasificatoria, en territorio valenciano podemos hallar once especies cavernícolas, las cuales se refugian en cuevas y simas; cuatro especies forestales, que encuentran protección en oquedades de árboles o bajo sus hojas y siete especies urbanas, que no son otras que aquellas que se ocultan en las cavidades y estancias que proporcionan las construcciones humanas.

Murciélagos de la serranía de Espadán.

Dada la fragilidad del nicho ecológico que ocupan los Murciélagos y el impacto que generan las actividades humanas en sus poblaciones mediante la contaminación acústica, el uso de plaguicidas y la deforestación, todas las especies de Quirópteros presentes en la Comunidad Valenciana están protegidas, aun así, tenemos que lamentar que dos especies hayan sido declaradas bajo el estatus de especies en peligro de extinción; éstas son, el Murciélago patudo, científicamente Myotis capaccinii, un Vespertilionidae cuya población local constituye más del sesenta por ciento de la cuantía total de la especie y Rhinolophus mehelyi o Murciélago de herradura mediano, cuya población conocida en territorio valenciano apenas supera el centenar de ejemplares.
Para poder participar en esta jornada y asistir a sus eventos es necesario inscribirse previamente, lo cual puede hacerse llamando al teléfono 964 62 61 12 o bien enviando una petición al correo electrónico parque_espadan@gva.es; cabe indicar que las plazas son limitadas, pero se admiten inscripciones durante toda la jornada de oficina del Viernes.

miércoles, 17 de agosto de 2011

National Geographic, becas para investigación y Ciencia.

Como viene ocurriendo cada año desde hace décadas, National Geographic Society otorga sus becas para investigación. Consisten en un conjunto de ayudas económicas destinadas a auspiciar y dar apoyo a proyectos de investigación científica de campo y exploración geográfica. La cuantía de estas becas varía en gran medida de un año a otro según el presupuesto anual disponible, pero la mayoría de ellas oscilan entre $15.000 y $20.000 dólares USA. No se ha establecido nunca un número predeterminado de becas por otorgar anualmente dada la variabilidad del efectivo disponible; pero suelen concederse alrededor de 250 al año.
National Geographic concede dichas becas para el sector de la comunidad científica internacional dedicado al trabajo de campo a través de su Comité de Investigación y Exploración. Para acceder a su concesión, todos los proyectos propuestos deben tener tanto una dimensión geográfica como cierta relevancia para otros campos científicos, es decir, deben aportar un interés científico de amplio espectro.
La concesión de becas se limita generalmente a disciplinas como la Antropología, la Arqueología, Astronomía, Botánica, Geografía, Geología, Oceanografía, Paleontología y Zoología aun que no son las únicas. El Comité encargado de su asignación suele dar prioridad a proyectos multidisciplinarios que se ocupen de cuestiones ambientales como puedan ser la pérdida de la biodiversidad y de hábitat, los efectos de la presión humana sobre el entorno, etc. Cabe destacar que las ayudas no se confinan a ciudadanos de Estados Unidos aunque los trabajos científicos propuestos por equipos internacionales deben contemplar necesariamente al menos un colaborador o investigador estadounidense entre sus efectivos.
Las subvenciones de National Geographic se otorgan sobre la base del mérito científico y se aportan de forma independientemente de otras ayudas y becas aportadas por sectores públicos y privados ajenos a la Sociedad, por lo que los becarios pueden acceder al mismo tiempo a estas y otras ayudas. Por otro lado, se espera de los beneficiarios de subvenciones de National Geographic que publiquen sus hallazgos tanto en la prensa especializada como en el entorno público para contribuir a enriquecer a la sociedad con su divulgación.
Es cierto que la prioridad del Comité de Investigación y Exploración es la financiación de investigaciones de calidad en el ámbito científico, pero no hay que olvidar que también ha mostrado particular interés en la financiación de proyectos que promuevan estudios para el crecimiento sostenible en países en vías de desarrollo.
Los solicitantes deberán haber superado estudios superiores (Doctorado, equivalente o superior) y estar asociados con una organización o institución educativa (Museo, Universidad, etc.). En el pasado se otorgaron excepcionalmente becas a investigadores o equipos no doctorados siempre que sus proyectos fuesen de interés sobresaliente, pero lo cierto es que estos casos siempre han sido raros. Por regla general, se espera que todos los solicitantes hayan publicado un mínimo de tres artículos en revistas científicas de cierta categoría.
Dado que los fondos de National Geographic Society están destinados a prestar apoyo financiero complementario, el Comité recomienda persistentemente a los solicitantes que busquen financiaciones adicionales procedentes de otros organismos públicos o privados, pues casi nunca se aportan las cantidades íntegras requeridas por los proyectos presentados. No obstante, la entidad se presta a donar su subvención como capital inicial y por ello es aportada generalmente durante el primer año de trabajo y aunque no es frecuente, en alguna ocasión el Comité aprueba financiar un máximo de dos años de investigación, para ello, deben superarse los más exigentes requisitos en materia de aportación de datos de uso científico y divulgación para el gran público.
En contrapartida, merece la pena indicar que la Sociedad no aporta becas para estudios individuales de formación ni proyectos ajenos al ámbito científico, no se concederán aportaciones para trabajos que se desarrollen íntegramente en el laboratorio o investigaciones sobre archivo documental. Tampoco podrán ser usadas para atender gastos indirectos, pagos generales, salarios de investigadores y asociados u otros gastos no relacionados directamente con el proyecto científico. Del mismo modo, los fondos no podrán destinarse a viajes de Científicos u otros profesionales, reuniones, conferencias, acciones legales, adquisición de tierras, dotaciones, construcción de estaciones de campo, instalaciones, o publicación de los resultados que se deduzcan de la investigación.
Por otra parte, National Geographic Society se reserva los derechos de adquisición preferente de datos y conclusiones derivadas del estudio para su publicación en sus revistas oficiales o medios públicos de comunicación.
El proceso de obtención de un formulario para solicitud de una beca consta de dos pasos básicos. Antes de recibir un formulario de solicitud, el Director del proyecto candidato debe presentar una petición en línea, para ello, es necesario ser conocedor de ciertos detalles: El formulario de pre-inscripción se puede realizar en varias sesiones, se permitirá guardar su trabajo y completarlo en otro momento. Se le pedirá cargar una copia electrónica de su Curriculum Vitae mientras complete el formulario; las instrucciones para ello se proporcionan durante el proceso. Debe asegurarse de que su navegador Web está configurado para recibir cookies. El sistema funciona mejor en Internet Explorer 5.5 y Firefox 5.0 o superiores. Si tiene alguna duda acerca del proceso de solicitud, debe enviar un correo electrónico a cre@ngs.org para ser atendida. El Comité de Investigación y Exploración acepta las pre-solicitudes durante todo el año aunque debe enviar su pre-solicitud por lo menos diez meses antes de la fecha prevista de inicio del proyecto. En el plazo de ocho semanas, el Comité enviará una respuesta. Si la pre-solicitud es aprobada, el comité enviará al Director del proyecto un correo electrónico con un enlace para obtener el formulario de petición oficial.
Una vez recibida la respuesta afirmativa, el Director del proyecto debe completar y presentar en línea su solicitud formal; de igual modo existen algunos detalles que debe saber para ello: Como se ha indicado, el Comité de Investigación y Exploración acepta solicitudes durante todo el año, sin embargo, el plazo de respuesta del Comité puede prolongarse hasta ocho meses, pues éste debe estudiar y considerar su candidatura de acceso a las becas. Los candidatos que ya hayan accedido a subvenciones en años anteriores deben aportar primero todos los informes de proyectos anteriores y cumplir con sus obligaciones financieras y de contabilidad antes de la presentación de nuevas solicitudes. Las cantidades financiadas por el Comité son generalmente válidas para un año de trabajo de campo y laboratorio. Se recomienda encarecidamente la presentación electrónica de todos los documentos requeridos. Si esto no es posible, deberá enviar sus datos a la siguiente dirección:

Committee for Research and Exploration.
National Geographic Society.
1145 17th Street NW.
Washington, DC 20090 - 8249
U.S.A.

Si está interesado en presentar una pre-inscripción para acceder a las becas de National Geographic Socienty, a continuación encontrará unos enlaces que pueden resultarle especialmente útiles:
- Solicitud de pre-inscripción.
- Comité para la Investigación y la Exploración.
- National Geographic Society.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...