A continuación se exponen las Publicaciones del Blog según preferencias.

jueves, 25 de agosto de 2011

La Noche de los Murciélagos.

A pesar de que muchas culturas adoran e idolatran al Murciélago, lo cierto es que en la Europa actual, estos pequeños Mamíferos voladores no gozan de muy buena reputación y a menudo son detestados o se les teme como si malvados duendecillos de la noche fuesen.
Sin embargo, no es necesaria una profunda presentación para resaltar que los Quirópteros constituyen un grupo biológico de vital importancia, no solo para la estabilidad del ecosistema, merced al control activo que ejercen sobre las plagas de Insectos en los meses más cálidos del año, sino por esta misma actividad, aportan un inestimable beneficio a las actividades humanas como son la Agricultura o la mera habitabilidad en regiones cálidas y húmedas.
Con la confesa finalidad de dar a conocer mejor a las distintas especies europeas de Murciélagos, divulgar sus numerosas bondades y beneficios tanto para el Medio Ambiente como para nuestra sociedad y promover un mayor respeto hacia un grupo de Animales mal vistos por algunos sectores sociales, Eurobats, es decir, la comisión rectora del Convenio sobre la conservación de las poblaciones de Murciélagos europeos, promueve cada año una jornada nocturna de divulgación y concienciación en la que están convocados treinta países del continente, entre los cuales se organizan campañas y eventos a nivel regional. En última instancia, el cometido de este tratado internacional, firmado durante la Convención sobre la Conservación de Especies Migratorias de Animales Silvestres celebrada en 1.994, es el de asegurar la conservación y supervivencia a largo plazo de las especies de Quirópteros que habitan la europa continental y los territorios no continentales adjuntos a los países implicados.
La denominada "Noche europea de los Murciélagos" es una celebración promovida por el consorcio creado por el convenio Eurobats y se celebra todos los años en el último fin de semana del mes de Agosto. Las actividades que pueden programarse durante estas jornadas van a menudo desde la escenificación de charlas, coloquios y debates hasta la proyección de documentales pasando por excursiones guiadas en las que se contempla la actividad de estos pequeños devoradores de Insectos.
En España, son varias las ofertas educativas propuestas por diferentes asociaciones y colectivos a lo largo y ancho de su geografía; una de las más notables es la que se presenta en el Parque Natural de la Sierra de Espadán, de la mano de la directiva del propio Parque y la Consejería de Medio Ambiente. Respondiendo a la convocatoria europea, la jornada tendrá lugar en horario vespertino y nocturno, iniciándose las actividades previstas a las 19:30 horas del próximo Sábado 27 de Agosto. El evento, que se prolongará durante varias horas, tendrá lugar en el pequeño municipio de Ain (Oficialmente Ahín, en dialecto Valenciano local), de tan solo 140 habitantes, ubicado en pleno centro del citado Parque Natural, a casi quinientos metros de altitud sobre el nivel del mar; un auténtico paraíso idílico para los Murciélagos dada la escasa interferencia humana y el buen estado de un ecosistema protegido.
Abriendo el programa podrán asistir a una conferencia que abordará los principales requisitos y problemas vinculados a la conservación de las especies regionales de Quirópteros, tras la cual, una cena popular servirá para hacer acopio de fuerzas para la posterior excursión a última hora de la tarde, justo antes del anochecer veraniego. En el momento cumbre de este evento, los participantes desplazados hasta el Ayuntamiento de Ahín podrán admirar el espectáculo sin igual que ofrece la salida masiva de los Murciélagos que se alojan en la cueva denominada “Tía Ondera” cercana a la localidad; una lúdica a la vez que ilustrativa actividad orientada y amenizada por un grupo de Biólogos especialistas en la materia. Una experiéncia digna de ser recordada.
En la Comunidad Valenciana son conocidas veintidós especies diferentes de Murciélagos pertenecientes a las Familias Rhinolophidae y Vespertilionidae, aunque a la hora de gestionar su medio y asegurar sus nichos ecológicos, estos Animales son clasificados de manera informal según el tipo de refugio que eligen para descansar e hibernar a lo largo de los meses más fríos del año. Atendiendo a esta sistemática clasificatoria, en territorio valenciano podemos hallar once especies cavernícolas, las cuales se refugian en cuevas y simas; cuatro especies forestales, que encuentran protección en oquedades de árboles o bajo sus hojas y siete especies urbanas, que no son otras que aquellas que se ocultan en las cavidades y estancias que proporcionan las construcciones humanas.

Murciélagos de la serranía de Espadán.

Dada la fragilidad del nicho ecológico que ocupan los Murciélagos y el impacto que generan las actividades humanas en sus poblaciones mediante la contaminación acústica, el uso de plaguicidas y la deforestación, todas las especies de Quirópteros presentes en la Comunidad Valenciana están protegidas, aun así, tenemos que lamentar que dos especies hayan sido declaradas bajo el estatus de especies en peligro de extinción; éstas son, el Murciélago patudo, científicamente Myotis capaccinii, un Vespertilionidae cuya población local constituye más del sesenta por ciento de la cuantía total de la especie y Rhinolophus mehelyi o Murciélago de herradura mediano, cuya población conocida en territorio valenciano apenas supera el centenar de ejemplares.
Para poder participar en esta jornada y asistir a sus eventos es necesario inscribirse previamente, lo cual puede hacerse llamando al teléfono 964 62 61 12 o bien enviando una petición al correo electrónico parque_espadan@gva.es; cabe indicar que las plazas son limitadas, pero se admiten inscripciones durante toda la jornada de oficina del Viernes.

miércoles, 17 de agosto de 2011

National Geographic, becas para investigación y Ciencia.

Como viene ocurriendo cada año desde hace décadas, National Geographic Society otorga sus becas para investigación. Consisten en un conjunto de ayudas económicas destinadas a auspiciar y dar apoyo a proyectos de investigación científica de campo y exploración geográfica. La cuantía de estas becas varía en gran medida de un año a otro según el presupuesto anual disponible, pero la mayoría de ellas oscilan entre $15.000 y $20.000 dólares USA. No se ha establecido nunca un número predeterminado de becas por otorgar anualmente dada la variabilidad del efectivo disponible; pero suelen concederse alrededor de 250 al año.
National Geographic concede dichas becas para el sector de la comunidad científica internacional dedicado al trabajo de campo a través de su Comité de Investigación y Exploración. Para acceder a su concesión, todos los proyectos propuestos deben tener tanto una dimensión geográfica como cierta relevancia para otros campos científicos, es decir, deben aportar un interés científico de amplio espectro.
La concesión de becas se limita generalmente a disciplinas como la Antropología, la Arqueología, Astronomía, Botánica, Geografía, Geología, Oceanografía, Paleontología y Zoología aun que no son las únicas. El Comité encargado de su asignación suele dar prioridad a proyectos multidisciplinarios que se ocupen de cuestiones ambientales como puedan ser la pérdida de la biodiversidad y de hábitat, los efectos de la presión humana sobre el entorno, etc. Cabe destacar que las ayudas no se confinan a ciudadanos de Estados Unidos aunque los trabajos científicos propuestos por equipos internacionales deben contemplar necesariamente al menos un colaborador o investigador estadounidense entre sus efectivos.
Las subvenciones de National Geographic se otorgan sobre la base del mérito científico y se aportan de forma independientemente de otras ayudas y becas aportadas por sectores públicos y privados ajenos a la Sociedad, por lo que los becarios pueden acceder al mismo tiempo a estas y otras ayudas. Por otro lado, se espera de los beneficiarios de subvenciones de National Geographic que publiquen sus hallazgos tanto en la prensa especializada como en el entorno público para contribuir a enriquecer a la sociedad con su divulgación.
Es cierto que la prioridad del Comité de Investigación y Exploración es la financiación de investigaciones de calidad en el ámbito científico, pero no hay que olvidar que también ha mostrado particular interés en la financiación de proyectos que promuevan estudios para el crecimiento sostenible en países en vías de desarrollo.
Los solicitantes deberán haber superado estudios superiores (Doctorado, equivalente o superior) y estar asociados con una organización o institución educativa (Museo, Universidad, etc.). En el pasado se otorgaron excepcionalmente becas a investigadores o equipos no doctorados siempre que sus proyectos fuesen de interés sobresaliente, pero lo cierto es que estos casos siempre han sido raros. Por regla general, se espera que todos los solicitantes hayan publicado un mínimo de tres artículos en revistas científicas de cierta categoría.
Dado que los fondos de National Geographic Society están destinados a prestar apoyo financiero complementario, el Comité recomienda persistentemente a los solicitantes que busquen financiaciones adicionales procedentes de otros organismos públicos o privados, pues casi nunca se aportan las cantidades íntegras requeridas por los proyectos presentados. No obstante, la entidad se presta a donar su subvención como capital inicial y por ello es aportada generalmente durante el primer año de trabajo y aunque no es frecuente, en alguna ocasión el Comité aprueba financiar un máximo de dos años de investigación, para ello, deben superarse los más exigentes requisitos en materia de aportación de datos de uso científico y divulgación para el gran público.
En contrapartida, merece la pena indicar que la Sociedad no aporta becas para estudios individuales de formación ni proyectos ajenos al ámbito científico, no se concederán aportaciones para trabajos que se desarrollen íntegramente en el laboratorio o investigaciones sobre archivo documental. Tampoco podrán ser usadas para atender gastos indirectos, pagos generales, salarios de investigadores y asociados u otros gastos no relacionados directamente con el proyecto científico. Del mismo modo, los fondos no podrán destinarse a viajes de Científicos u otros profesionales, reuniones, conferencias, acciones legales, adquisición de tierras, dotaciones, construcción de estaciones de campo, instalaciones, o publicación de los resultados que se deduzcan de la investigación.
Por otra parte, National Geographic Society se reserva los derechos de adquisición preferente de datos y conclusiones derivadas del estudio para su publicación en sus revistas oficiales o medios públicos de comunicación.
El proceso de obtención de un formulario para solicitud de una beca consta de dos pasos básicos. Antes de recibir un formulario de solicitud, el Director del proyecto candidato debe presentar una petición en línea, para ello, es necesario ser conocedor de ciertos detalles: El formulario de pre-inscripción se puede realizar en varias sesiones, se permitirá guardar su trabajo y completarlo en otro momento. Se le pedirá cargar una copia electrónica de su Curriculum Vitae mientras complete el formulario; las instrucciones para ello se proporcionan durante el proceso. Debe asegurarse de que su navegador Web está configurado para recibir cookies. El sistema funciona mejor en Internet Explorer 5.5 y Firefox 5.0 o superiores. Si tiene alguna duda acerca del proceso de solicitud, debe enviar un correo electrónico a cre@ngs.org para ser atendida. El Comité de Investigación y Exploración acepta las pre-solicitudes durante todo el año aunque debe enviar su pre-solicitud por lo menos diez meses antes de la fecha prevista de inicio del proyecto. En el plazo de ocho semanas, el Comité enviará una respuesta. Si la pre-solicitud es aprobada, el comité enviará al Director del proyecto un correo electrónico con un enlace para obtener el formulario de petición oficial.
Una vez recibida la respuesta afirmativa, el Director del proyecto debe completar y presentar en línea su solicitud formal; de igual modo existen algunos detalles que debe saber para ello: Como se ha indicado, el Comité de Investigación y Exploración acepta solicitudes durante todo el año, sin embargo, el plazo de respuesta del Comité puede prolongarse hasta ocho meses, pues éste debe estudiar y considerar su candidatura de acceso a las becas. Los candidatos que ya hayan accedido a subvenciones en años anteriores deben aportar primero todos los informes de proyectos anteriores y cumplir con sus obligaciones financieras y de contabilidad antes de la presentación de nuevas solicitudes. Las cantidades financiadas por el Comité son generalmente válidas para un año de trabajo de campo y laboratorio. Se recomienda encarecidamente la presentación electrónica de todos los documentos requeridos. Si esto no es posible, deberá enviar sus datos a la siguiente dirección:

Committee for Research and Exploration.
National Geographic Society.
1145 17th Street NW.
Washington, DC 20090 - 8249
U.S.A.

Si está interesado en presentar una pre-inscripción para acceder a las becas de National Geographic Socienty, a continuación encontrará unos enlaces que pueden resultarle especialmente útiles:
- Solicitud de pre-inscripción.
- Comité para la Investigación y la Exploración.
- National Geographic Society.

viernes, 5 de agosto de 2011

El valor de los fósiles: Arthropoda.

Se ha especulado mucho acerca del origen de los Artrópodos y muchas son las teorías dispuestas a explicar su origen. Hoy aceptados, por regla general, que sus ancestros fueron los Anélidos, con quienes compartieron y todavía comparten muchos rasgos. Al juzgar por el registro fósil, si las interpretaciones aceptadas son correctas, el cuerpo de los primeros Artrópodos era largo y blando y presentaba numerosos segmentos así como un par de patas. La necesidad de protegerse del creciente número de depredadores forzó el endurecimiento de la superficie del cuerpo dotando a estos seres de un exoesqueleto sólido o una cutícula quitinosa, reforzada a menudo con Proteínas, Lípidos y Sales cálcicas.
Son los Artrópodos (Filo Arthropoda) los protagonistas de esta nueva edición de la saga “El valor de los fósiles”, la cual cuenta ya con un buen número de artículos. Como es costumbre en estos casos, no solo describiré a grandes rasgos las características morfológicas y evolutivas de este grupo biológico, sino que además, veremos alguno de los ejemplos que el registro fósil nos ofrece. Sobra mencionar que los seguidores de El Espejo de la Ciencia en Facebook podrán contemplar una gama mayor de fósiles gracias a un Álbum fotográfico creado específicamente para ello.
Arthropoda conforma el Filo más numeroso y diverso del Reino Animal e incluye, entre otras formas, Insectos, Arácnidos, Miriápodos y Crustáceos. El término hace referencia a Animales Invertebrados equipados con exoesqueleto y apéndices articulados. Actualmente son conocidas más de un millón y medio de especies vivas, entre las cuales destacan significativamente los Insectos con más de un millón de especies descritas, de modo que este grupo representa como mínimo el ochenta por ciento de todas las especies Animales contemporáneas. En esencia, tratamos con un grupo esencialmente primitivo y sencillo, pero que ha conquistado prácticamente todos los ecosistemas (Exceptuando los fríos entornos polares) con especies acuáticas, terrestres y voladoras, demostrando que la relativa simplicidad bien puede constituir una ventaja adaptativa. Gran parte de las especies sufren una metamorfosis a lo largo de su vida mediante el cual completan su desarrollo; muchas veces se aprecia apenas una metamorfosis simple o hemimetabolica, mientras que en otros casos experimentan una verdadera metamorfosis completa u holometabolica.
Los artrópodos constituyen una de las grandes divisiones del Reino Animal, subdividida en diversas Clases, algunas de las cuales cuentan con gran número de Géneros y especies. Se los denomina de esta manera por estar provistos de patas articuladas. En realidad no son solo las patas, sino todo el cuerpo el que está formado por varios segmentos unidos entre sí por medio de articulaciones plásticas.
Pese a la diversidad de formas adoptadas por este descomunal Filo, los Artrópodos tienes en común características Morfológicas, Fisiológicas y Genéticas fundamentales como son la presencia de apéndices articulados que muestran una plasticidad adaptativa formidable que han originado las estructuras más diversas observadas en el Reino Animal, pues conforman patas, branquias, pseudopulmones, mandíbulas, quelíceros, antenas y otros elementos. Sus cuerpos, constituidos por segmentos repetitivos, son también característicos del Filo; el cuerpo aparece conformado por módulos idénticos presentados longitudinalmente. Esta segmentación se ve complementada con la tagmatización, es decir, con división del cuerpo en dos o tres regiones diferenciables salvo excepciones. También es característica la presencia de un esqueleto externo o exoesqueleto quitinoso que debe mudarse periódicamente mediante ecdisis. Puesto que algunos grupos pseudocelomados también mudan la cutícula, se ha especulado que los Artrópodos deben estar filogenéticamente emparentados con los Nematodos y afines, lo cual no ha podido ser demostrado fehacientemente.
El Filo solía dividirse tradicionalmente en cuatro Subfilos. Uniramia comprendía cinco Clases: Diploda en referencia a los vulgarmente llamados Milpiés; Chilopoda estaba conformado por los Ciempiés; Pauropoda y Symphyla, en el que se clasificaban entre otros los Insectos (Insecta). El Subfilo Crustácea contenía y contiene a los Crustáceos y es estrictamente acuático aunque algunas especies se han adaptado a la vida en tierra como estrategia puntual de supervivencia. El Subfilo Chelicerata estuvo conformado por tres Clases caracterizadas por presentar el primer par de apéndices modificados en forma de queliceros y por prescindir de antenas. La Clase Pycnogonida, mal llamada “Arañas de mar” tiene largas patas y son enteramente marinos. Por su parte, los “Cangrejos ermitaños” son los únicos representantes vivos de la Clase Merostomata. Arachnida incluye Arácnidos, Ácaros y afines. No obstante, la clasificación más aceptada en nuestros días es la que divide el Filo en cinco Subfilos, siendo éstos Trilobitomorpha (Protagonista en exclusiva de la próxima entrega de “El valor de los fósiles”), Myriapoda, Crustacea, Hexapoda y Chelicerata. Durante décadas, las relaciones filogenéticas de los Artrópodos ha sido tema de debate y controversia y lo cierto es que hasta la aportación de los primeros estudios basados en datos biomoleculares y análisis cotejados de datos morfológicos y moleculares no se ha podido dilucidar el verdadero curso evolutivo de estas criaturas. Dichas aportaciones han puesto de manifiesto que la los Artrópodos son un grupo monofilético en el que se incluyen también los Tardígrados (Ahora cohesionados en el Clado de los Panartrópodos); un colectivo considerable de autores proponen también la necesidad de incluir el Clado Mandibulados, aunque esta opción está siendo aún debatida acaloradamente.
Expuestas a groso modo las características básicas de este laxo grupo, así como algunos detalles de su clasificación y evolución, paso a presentar unos pocos ejemplos de Artrópodos fósiles, omitiendo intencionadamente a los Trilobitomorfos por creer conveniente una presentación más detallada de los mismos y seleccionando ejemplares tan dispares como ha sido posible para generar una escueta idea de la diversidad del grupo.
Para empezar, presentaré una pieza procedente de la Caliza de Solnhofen, parte superior de la célebre formación del mismo nombre. Data del Titoniense (Jurásico Superior), y cuenta por tanto con unos ciento cuarenta y ocho millones de años. Su celebridad es bien merecida por el gran número de fósiles allí registrados, entre los que destacan Escualos, Quelonios, Dinosaurios y el más que popular Archaeopteryx, hasta hace poco, el Ave más temprana conocida, todos ellos extraordinariamente bien preservados con todo detalle en el fino estrato. La pieza que nos ocupa alberga en su centro un ejemplar aún por determinar  perteneciente a la Clase Pycnogonida, taxonómicamente ubicado en el Subfilo Chelicerata. Popularmente son llamados “Arañas de mar” por su aspecto aracnoide. El ejemplar apenas mide unos pocos milímetros de longitud pero son apreciables sus largas patas.

Pycnogonida indeterminado.

Seguidamente veremos un fósil relativamente poco frecuente, pues se trata de un Díptero conservado en ámbar, es decir, en resina de árbol, de Conífera para ser más exactos en este caso concreto, fosilizada. Los Diptera conforman un Orden de Insectos Neópteros caracterizados por sus alas posteriores en forma de halterios. En este grupo se clasifican infinidad de especies vivas y extintas de los Insectos vulgarmente llamados “Moscas”, “Mosquitos” y similares. Contemplamos una pieza de ámbar pulido por la acción erosiva del oleaje, la cual procede de las costas polacas del mar Báltico; cuenta con una antigüedad estimada de entre cuarenta y seis y cincuenta y cuatro millones de años, por lo que data del periodo Paleógeno medio (Eoceno).

Diptera en ámbar de Pinopsida.

Concluyendo un texto que se ha prolongado más de lo esperado pese a lo escueto de la presentación de tan extenso Filo, mostraré un ejemplar perfectamente conservado de Thalassina anomala, una especie de Langosta del barro miembro de la Familia Thalassinidae, ubicada en el Suborden Thalassinidea al que da nombre; hablamos de un Decápodo de la Clase Malacostraca; se encuentra en Manglares del Océano Índico y el oeste del Océano Pacífico. Su fino y quitinoso exoesqueleto fosiliza con mucha facilidad en el entorno cenagoso y casi anóxido que habita, por lo que es frecuente hallar ejemplares fósiles completamente mineralizados con apenas unos pocos miles de años de antigüedad. El ejemplar aquí presente procede de Australia, pero el registro fósil indica que en la época en la que vivió era frecuente hallar poblaciones enclavadas en el archipiélago nipón, cuyas aguas son actualmente demasiado frías para que viva la especie que todavía subsiste en nuestros días.

Thalassina anomala del Pleistoceno medio.

En definitiva, he tratado de describir las características principales del Filo más extenso del Reino Animal, necesariamente de forma escueta y poco profunda, espero que los ejemplos mostrados textual y gráficamente contribuyan a dar a entender la inmensa diversidad de formas y adaptaciones emprendidas por los Artrópodos. En el futuro espero dedicar un artículo de similares características al aquí plasmado para exponer uno de los grupos más sorprendentes del registro fósil, la Clase Trilobita, perteneciente al Subfilo Trilobitomorpha ya que entiendo que se trata de una Clase biológica merecedora de especial atención.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...