A continuación se exponen las Publicaciones del Blog según preferencias.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Cuidando nuestro jardín natural.

Muchas veces hablamos, con cierta hipocresía, de que es necesario cuidar nuestro entorno, respetar el equilibrio del medio ambiente y de que debemos proteger los ecosistemas de las agresiones, invasiones biológicas y vertidos dañinos que generamos.
Esta es la idea que algunos grupos locales han puesto en práctica, más allá de las palabras idealizadas; con trabajo y buen criterio, estamos dando pequeños pasos hacia una conciencia colectiva más sana y benévola con el entorno del que todos dependemos. Hoy me gustaría citar un par de iniciativas que se han ganado un hueco en este Blog por derecho propio, pues su labor merece ser conocida por lectores y seguidores de El Espejo de la Ciencia.
Nuestros primeros protagonistas conforman un laxo grupo de cuatrocientos voluntarios organizados bajo el proyecto “Planta un árbol y cuida mil”, una iniciativa promovida y auspiciada desde fechas pasadas por la Consellería de Infraestructures, Territori, y Médi Ambient (Consejería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente en el dialecto Valenciano local) del Gobierno Autonómico y la Obra Social “La Caixa”.
El proyecto pretende reforestar y restaurar los entornos boscosos deteriorados o destruidos por incendios forestales y otras agresiones ambientales en el Parque Natural de la Sierra de Espadán, al Sur de la Provincia de Castellón, España. Las labores de reforestación se iniciaron a lo largo de la primera semana del pasado mes de Noviembre y durante el primer día de esta nueva campaña fueron cien los voluntarios que plantaron doscientos ejemplares de árboles autóctonos de ribera como el Avellano (Corylus avellana), el Sauce (Salix alba), el Fresno (Fraxinus ornus) o el Almez (Celtis australis) en el municipio de Fuentes de Ayódar, población ubicada en el extremo Noreste del citado Parque Natural. Los trabajos contenidos dentro de este entorno protegido se prolongan hasta la actualidad y sus actuaciones se extienden a municipios como Alfondeguilla, Ayódar, Artana, Chóvar, Eslida, Pavías y Tales.

Área calcinada por un incendio forestal en Chóvar.

Además de reforestar áreas calcinadas, el Proyecto realiza trabajos de diversificación vegetal en áreas forestales con la finalidad de proteger y expandir especies arbustivas autóctonas en proceso de regresión.
Como ya se había referido en su momento en este Blog, el convenio entre la Consejería y “La Caixa” no se limita a este entorno, sino que se extiende a otros Parques Naturales de la Comunidad Autónoma valenciana tales como la Sierra de Mariola, Sierra Calderona, el Turia y Montgó. Más de cincuenta colectivos, entre Empresas, Asociaciones excursionistas, grupos ecologistas, Asociaciones culturales, Oenegés, Centros educativos y Ayuntamientos cooperan y cada año se invierten un millón quinientos mil Euros cuyo propósito adicional es el de integrar a personas con riesgo de exclusión social y acercar e involucrar a todos los sectores de la sociedad en el cuidado del medio ambiente. La piedra angular que otorga mayor interés a esta iniciativa es la participación de centros educativos infantiles de Alfondeguilla, Almedijar, Artana, Azuébar, Chóvar, Eslida, Sueras, Tales y Vall de Almonacid, cuyos alumnos apadrinarán áreas reforestadas de su entorno más cercano y supervisarán el correcto crecimiento y desarrollo de los árboles y arbustos plantados por los voluntarios, con lo que se establecerá un vínculo entre los niños y el entorno que se les confía. Es éste el punto que personalmente más me llama la atención y me agrada, si bien el trabajo de los propios voluntarios es de lo más oportuno.
La otra iniciativa a la que quiero hacer referencia es la llevada a cabo por la Fundación Limne, una organización privada, sin finalidad lucrativa, constituida por notables especialistas de la gestión de aguas, con el objetivo declarado de fomentar la participación ciudadana en la conservación del Patrimonio Social y Ambiental de los ecosistemas acuáticos, continentales y de transición, así como los ambientes terrestres relacionados. El proyecto está auspiciado por BP Oil, quien parece querer lavar su imagen tras el imperdonable atentado ecológico perpetrado en el Golfo de México el pasado año.
Este plan privado pretende estudiar la diversidad vegetal de un tramo adoptado del río Mijares, al Norte de la Sierra de Espadán, entre los términos municipales de Almazora y Burriana cuyos ayuntamientos se han involucrado también en esta iniciativa. Setenta voluntarios están documentando cada especie floral y vegetal presente en la rivera del Mijares y se dedican a eliminar las especies invasoras que encuentran a su paso, pues su presencia amenaza la supervivencia de la Flora autóctona.
Esta labor tiene como objetivo principal realizar un estudio científico ambiental que defina las relaciones vegetales y el estado de conservación de las especies nativas; los resultados de dichas pesquisas servirán para trazar un plan más amplio y ambicioso de recuperación de la Flora autóctona durante el año próximo. Una de las actuaciones más destacadas de este proyecto consiste en la citada retirada de especies invasoras y su posterior sustitución por especies autóctonas que serán reintroducidas en la ribera a lo largo del tramo final y la desembocadura del río Mijares. Actualmente, las especies alóctonas amenazan el ecosistema al interferir en el desarrollo de la vegetación mediterránea nativa y propagar enfermedades introducidas contra las que la Flora regional no es inmune, es por ello que esta iniciativa resulta tan importante.
Hasta la fecha han sido retirados cientos de ejemplares de Piteras (Agave sp.) y Chimberas (Opuntia ficus) cuyas poblaciones ya dominan amplios sectores de ambas orillas del río, una situación que no pasa desapercibida a todo aquél que contempla su curso fluvial.
Espero que este texto brinde a los protagonistas de sendas iniciativas, entidades organizadoras y voluntarios anónimos, un instante de gloria que reivindique su inestimable labor en un mundo sabedor del peligro que se cierne sobre sí mismo pero que mira los problemas con despreocupada hipocresía. A través de El Espejo de la Ciencia quiero ofrecerles el reconocimiento que merecen.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...