A continuación se exponen las Publicaciones del Blog según preferencias.

viernes, 30 de marzo de 2012

De nuevo, La Hora del Planeta.

La Hora del Planeta 2.012.

Un año más se avecina “La Hora del Planeta”, ese momento en el que el mundo entero apaga sus luces para proclamar al unísono que la salvaguarda del planeta que habita si le importa, y como ya es costumbre, El Espejo de la Ciencia se une a la campaña de divulgación y apoyo de este evento cívico de ámbito global, pues no puedo negar que se trata de una iniciativa de lo más llamativa que los Gobiernos de todo el mundo son incapaces de negar.
Se nos presenta la sexta edición de una actividad seguida por cientos de millones de personas de todo el mundo; desde empresas; Gobiernos, Centros educativos, oenegés y muchos otros colectivos que unen sus voces contra el cambio climático apoyando la mayor campaña de sensibilización organizada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). La cita tendrá lugar esta vez mañana Sábado, día 31 de Marzo de 2.012 a las 18:30 UTC.
El pasado año, más de cinco mil ciudades de ciento treinta y cinco países apagaron las luces de sus principales monumentos y edificios emblemáticos, enviando así un claro mensaje: los gestos simbólicos pueden generar grandes cambios si conseguimos un compromiso global durante todo el año; sin embargo, muchos fuimos más allá y cerca de mil millones de personas redujeron o evitaron todo gasto energético durante una hora, generando un más que notable impacto en el consumo eléctrico. Todo un hito difícil de ignorar.
Ir “Más allá de la Hora” fue el lema de esa última edición, hace ahora un año. La campaña tomó entonces una nueva dimensión invitando a los ciudadanos a actuar en consecuencia y adoptar medidas de ahorro energético durante todo el año. Fue el año de los pequeños y grandes compromisos para crear un modelo de vida más sostenible y respetuoso con el medio ambiente, y desde luego, para muchos ha sido un logro incontestable, al denotar la estrecha relación entre ahorro energético y economía, sobre todo en tiempos difíciles como los que corren.
Para este año, el Fondo Mundial para la Naturaleza quiere desafiar al mundo; puede ser el año de los compromisos y los retos, de las acciones en favor del medio ambiente de forma sostenida y permanente. El Espejo de la Ciencia, como el Fondo Mundial para la Naturaleza, les invita a retar a sus amigos, familiares, jefes, empleados y clientes: ¿Qué sería capaz de hacer para salvar el planeta? Proponemos que se su imaginación y sus redes sociales para difundir la campaña entre sus seguidores y anímeles a seguir su ejemplo, el valor de la palabra es un hecho. Cuantos más asumamon el reto, más fuerte se oirá nuestra voz.
WWF le invita además a participar en la creación de un gran mosaico humano para celebrar La Hora del Planeta; la intención es reunir a quinientas personas para formar una gran imagen de un Panda, el emblema de la organización,  en el momento del apagón. Si desea participar sólo tiene que apuntarse la Web oficial del evento. El mosaico se ubicará frente al Palacio Real, en la Plaza de Oriente de Madrid (España) y tendrá lugar a las 20:30, hora local del apagón. Para participar se requiere una edad mínima de 18 años, presentarse el 31 de Marzo a las 18:00 para realizar un ensayo general, vestirse de negro para generar el efecto estético deseado y llevar consigo una vela para celebrar el momento del apagón.
No obstante, las distintas agrupaciones nacionales del Fondo Mundial para la Naturaleza han preparado importantes y variadas actividades en cada país que conforman una interesante agenda de eventos para todos los gustos y públicos.
En esta ocasión, y con el fin de no repetir comentarios  y argumentos de sobra conocidos por los lectores de este Blog, aportaré varios vídeos confeccionados por WWF España que bien pueden servir de presentación en primera persona de La Hora del Planeta 2.012, con la cortesía de algunos rostros conocidos.




El enlace en el que encontrar más información es el siguiente, espero que se animen a participar:
- La Hora del Planeta 2.012.

sábado, 24 de marzo de 2012

LIFE – Trachemys, nueva batalla por la supervivencia.

El Mijares es un río humilde, pero sobradamente conocido por algunos de los lectores de este Blog, pues en más de una ocasión ha protagonizado su contenido. El Mijares es un curso fluvial que transcurre en territorio castellonense, en la vertiente levantina de la Península Ibérica; su principal y mayor manantial se ubica en la Sierra de Gúdar, en el término municipal de El Castellar, todavía en la provincia de Teruel, donde además convergen varios afluentes a unos mil seiscientos metros de altitud sobre en nivel del mar para desembocar en el Mediterráneo entre los términos de Almazora y Burriana, en la citada provincia de Castellón. En dicha desembocadura se desarrolla un delta en forma de pequeña albufera de noventa metros de anchura, la cual se va estrechando en la línea de costa a causa del avance de un cordón litoral proveniente del Norte hasta alcanzar una angosta zona de apenas cuarenta metros de anchura.
De los casi ciento sesenta kilómetros de longitud y cuatro mil treinta kilómetros cuadrados de cuenca fluvial con un caudal medio de quince metros cúbicos por segundo, es su desembocadura el enclave más interesante en términos de biodiversidad. Aquí, entre Aves acuáticas, Anfibios y Peces destacan las Tortugas, pues este entorno es el hábitat de Emys orbicularis, conocido como Galápago Europeo. En menor medida, es también posible contemplar ejemplares de Mauremys leprosa, aunque estas Tortugas, también autóctonas, son más frecuentes en el curso medio y alto del Mijares. No obstante, y muy a mi pesar, la especie predominante en este paraje protegido no es ninguna de las citadas, sino la americana Trachemys scripta o Galápago de Florida, introducida en el ecosistema de forma irresponsable por quienes un día las adquirieron como simpáticas mascotas en miniatura.

Ejemplar de Galápago Europeo.

Una gran batalla por la supervivencia se libra todos los días sin tregua en las aguas del Mijares desde hace décadas; las más grandes, prolíficas y agresivas Tortugas de Florida han puesto en jaque la subsistencia de los Galápagos autóctonos hasta el punto de resultar imprescindible la intervención humana para garantizar su continuidad. Afortunadamente, unas autoridades, asociaciones medioambientales y comunidades vecinales cada vez más concienciadas con el drama que se vive aquí han servido para tomar posiciones y ofrecer severa resistencia a una invasión que ha adquirido portes de plaga. Tras miles de Euros invertidos y varias campañas de captura de especies foráneas, el área protegida de la desembocadura del Mijares se ha unido al fin al proyecto LIFE – Trachemys.
La Dirección General de Gestión del Medio Natural de la Conselleria de Medi Ambient, Aigua, Urbanisme i Habitatge de la Generalitat Valenciana es el beneficiario y coordinador del proyecto LIFE - Trachemys con el que se pretende poner freno a la pérdida de biodiversidad asociada a la presencia de Galápagos exóticos en los ecosistemas acuáticos. Bajo la denominación completa “Estrategia y técnicas demostrativas para la erradicación de Galápagos invasores”, el proyecto LIFE - Trachemys (LIFE09 NAT/ES/000529) se integra en el Programa LIFE+, un instrumento financiero de la Unión Europea con el que se pretende contribuir a la aplicación, actualización y desarrollo de las políticas comunitarias en materia de medio ambiente y conservación de la naturaleza.
Según define la propia dirección del proyecto, sus objetivos son: Detener la pérdida de diversidad biológica en ecosistemas de agua dulce debido a la presencia de Tortugas exóticas invasoras, principalmente Trachemys scripta, y salvaguardar las especies y hábitats más importantes de la Unión Europea y especie en las zonas húmedas: proporcionar una estrategia para la erradicación eficaz de las poblaciones salvajes de Tortugas exóticas invasoras de agua dulce; conservar las poblaciones de Peces endémicos y de Tortugas autóctonas amenazadas y la eliminación de Galápagos invasores; poner en práctica regulaciones específicas diseñadas para evitar el comercio de Tortugas exóticas invasoras y su uso como Animales domésticos que suele acarrear su liberación final en el medio natural; informar a la sociedad sobre los problemas y daños causados por la liberación de especies invasoras en la naturaleza y evitar estas prácticas; desarrollar la metodología y técnicas planteadas en áreas piloto para demostrar su adecuación a los objetivos planteados y su viabilidad y demostrar la viabilidad de la metodología y nuevas técnicas propuestas con el fin de promover su replicación en otras áreas que sufran la misma problemática.
A pesar de que este proyecto cuenta ya con varios años de vida, no fue hasta la pasada campaña cuando la zona de paisaje protegido de la desembocadura del Mijares se adosara a su política, conformando así la decimoséptima región afín a LIFE – Trachemys en España y Portugal.
Los primeros pasos en este nuevo intento de proteger la Fauna autóctona han estado dirigidos hacia la captura, identificación y censo de Galápagos, sin descuidar la implantación de nuevos carteles informativos en las orillas del río y las lagunas artificiales ubicadas cerca de la depuradora de Almazora, también enclavada en las proximidades del delta. Las primeras capturas han constatado fehacientemente la supervivencia tanto de los Galápagos leprosos como de los europeos, una feliz noticia para el consistorio, pero también han sido capturadas una decena de Tortugas de Florida, las cuales obviamente no se retornaron al agua, recordándonos que queda mucho trabajo por hacer.

Hembra de Galápago de Florida.

En breve se retomará la actividad en el Mijares; con la llegada de la Primavera, una nueva campaña de capturas y actividades se avecina.
Al margen de LIFE – Trachemys y sin más demora, hoy mismo se está llevando a cabo un estudio que cuenta con la participación ciudadana; se trata de un ejercicio de seguimiento, tanto de los Galápagos autóctonos como de los exóticos a lo largo del curso bajo del río. Semejante jornada se encuadra dentro de la ya conocida adopción, por parte de la petrolera BP Oíl, de dicho tramo final del Mijares y su iniciativa, compartida con la Fundación Limne, también citada en El Espejo de la Ciencia, conforma un proyecto paralelo al presentado en este texto.
Hoy, los voluntarios dedicarán el día a construir trampas galapagueras e instalarán redes especiales además de proporcionar zonas artificiales de acceso a las orillas para facilitar el asoleamiento de las Tortugas. Las trampas y redes dispuestas para los Saurópsidos servirán para hacer un seguimiento de las poblaciones presentes en la zona y servirán asimismo para mitigar la presencia de ejemplares invasores no deseados. También el Consorcio del Mijares formará parte del grupo de vigilia y mantenimiento de las trampas, alternándose con los propios voluntarios de la Fundación Limne, pues se trata de una actividad que requiere un constante seguimiento.
El creciente interés por la supervivencia de las ya amenazadas poblaciones de Galápagos autóctonos parece haberse manifestado justo a tiempo para salvaguardar estas hermosas criaturas que forman parte del medio fluvial de nuestros ríos y humedales; si no decae la fascinación que nos inspiran, puede augurarse un halagüeño futuro para ellas. Que así sea.

jueves, 15 de marzo de 2012

Protegido desde dentro.

Logo del Parque Natural de La Tinença de Benifassà.

Veintidós son los espacios protegidos que hoy gozan del estatus de Parque Natural en la Comunidad Autónoma Valenciana, en España. Esta fórmula de protección territorial es aplicada y gestionada por la Consellería d’Infraestructures, Territori i Médi Ambient (Consejería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente en dialecto Valenciano local) valiéndose de la ley 11/94 del 27 de Diciembre de 1.994 sobre Espacios Naturales Protegidos con carácter autonómico. A su vez, cada Parque Natural goza de una ley propia a modo de ordenanza para su correcta gestión.
Por definición, un Parque Natural es un espacio natural geográficamente estipulado con características biológicas y o paisajísticas especiales que lo hacen digno de una especial protección según el criterio de dicha Consejería. Una región es protegida mediante esta fórmula con fines específicos, ya sea para su exploración turística, científica o recreativa, procurando especial cuidado en la conservación y mantenimiento de sus destacadas cualidades.
Son frecuentes en este Blog las referencias a este tipo de espacios protegidos, pero hoy quisiera resaltar una novedosa y, a mi juicio, interesante forma de hacer efectiva la protección de estos entornos. La iniciativa nos lleva hasta el Parque Natural de La Tinença de Benifassà (La Tenencia de Benifasar en el Dialecto Valenciano), ubicado en la comarca del Bajo Maestrazgo, un territorio de interior ubicado al Norte de la provincia, muy cerca de la frontera autonómica con Catalunya.

Vista de satélite del Parque Natural.

El Parque fue creado en el año 2.006 y ocupa los municipios de Castell de Cabres y la Puebla de Benifasar, así como las pedanías de Ballestar, Bojar, Corachar y Fredes, que pertenecen al municipio de la Puebla de Benifasar, y Bel, que pertenece al municipio de Rosell, todos ellos ubicados en la citada comarca. Puebla de Benifasar es la principal población del Parque y ejerce las funciones de centro administrativo, capital de la comarca y sede del Centro de visitantes. En total son unas 5.000 hectáreas las que están protegidas, contenidas en las casi 26.000 hectáreas del Plan de Ordenación de Recursos Naturales.
Recientemente, las autoridades locales y autonómicas están llevando a cabo una serie de sesiones informativas en los distintos municipios y núcleos de población del Parque Natural acerca de los muchos proyectos científicos y proteccionistas realizados en este entorno protegido a lo largo de sus primeros cinco años de existencia; además se aporta información tanto a empresas, como a organizaciones y vecinos sobre como participar en actuales y futuros proyectos.
En estas sesiones, Mara Tirado, Directora del Parque de La Tinença de Benifassà ha expuesto las implicaciones que este modelo de protección ha tenido sobre la comarca y explica cómo funciona la oficina de gestión del mismo. Del mismo modo ha dedicado parte del tiempo de conferencia a dar a conocer el Plan de Apoyo a la Población Local puesto en marcha recientemente, mediante el cual, Ayuntamientos y Asociaciones locales de vecinos pueden presentar sus propios proyectos e iniciativas que estén en consonancia con un objetivo común, el de proteger, estudiar y explotar sosteniblemente este espacio protegido en beneficio de sus habitantes; dichos proyectos, que se suman a las sugerencias siempre bienvenidas, deben presentarse ante la propia Consellería d’Infraestructures, Territori y Médi Ambient para que puedan ser valorados.
Estamos sin duda ante el amanecer de una nueva forma de política medioambiental hasta ahora desconocida en la Comunidad Valenciana, un método proteccionista mucho más abierto y cercano a los habitantes de las áreas guardadas bajo la formulación de Parques Naturales que, a mi juicio, bien merecería ser exportada a otras regiones protegidas mediante el mismo sistema, pues de sobra es sabido que la implicación ciudadana local resulta fundamental en el buen desarrollo de las actividades científicas, proteccionistas y económicas de la región.
Desde El Espejo de la Ciencia hago este llamamiento que quiere servir de toque de atención a la Generalitat y a las administraciones de otros Parques Naturales valencianos para que sigan de cerca los progresos de tan acertada iniciativa y la pongan en práctica en toda la geografía valenciana protegida. Las buenas ideas deben extenderse sin límites.

martes, 6 de marzo de 2012

El valor de los fósiles: Trilobita.

Ha transcurrido más de medio año desde que publicase la hasta ahora más reciente entrega de la cada vez más popular saga “El valor de los fósiles”, aunque lo cierto es que no la había olvidado en ningún momento. Evidencia de ello es este texto que pretende complementar aquél anterior dedicado a los Artrópodos, presentado en su momento de forma escueta y poco profunda al hacer referencia a un grupo biológico muy holgado, pero en el que se omitió intencionadamente toda referencia a la Clase Trilobita, cuya presentación bien merece un trato especial; el trato que le otorga esta publicación. Como ocurrió con sus antecedentes, será esta narración un artículo igualmente genérico y poco profundo, algo necesario a la hora de poner en valor un grupo tan diverso y poblado de especies en un espacio limitado. Espero que al menos sirva como reseña introductora.
Trilobita es una Clase, cuyos miembros son denominados “Trilobites”, término que se refiere a su aspecto trilobulado a causa de sus tres franjas o lóbulos longitudinales que recorren sus cuerpos cubiertos de exoesqueleto. Hasta la fecha han sido descritas en torno a cuatro mil especies y abarcan un periodo geológico de algo más de trescientos millones de años a lo largo de toda la Era paleozóica. De hecho, hay que remontarse a estratos de más de quinientos cuarenta millones de años para hallar, en tiempos del Cámbrico inferior, los primeros miembros conocidos de este grupo, que eran ya fácilmente distinguibles de otros Trilobitomorfos contemporáneos. El registro fósil ofrece una visión generalizada bastante buena del devenir histórico de los Trilobites, merced a los abundantes restos hallados en forma de exoesqueletos, mudas, ignitas y perturbaciones en el estrato como túneles y refugios.
Partiendo de unos humildes inicios como pequeñas criaturas que vagaban por los someros fondos marinos cercanos a la costa, los Trilobites se diversificaron notablemente a lo largo del periodo Cámbrico, generando infinidad de especies que poblaban un buen número de nichos ecológicos marinos; sin embrago, la extinción masiva de finales de dicho periodo conformó su primer gran obstáculo, pues tan sólo sobrevivieron las especies que habitaban el piélago, es decir, las aguas marinas profundas alejadas de las plataformas continentales. Su recuperación durante el periodo Ordovícico valió por una segunda edad dorada, alcanzando su máxima diversidad de formas y tamaños permitiendo la ocupación de la práctica totalidad de los nichos ecológicos oceánicos. Es a partir del periodo Silúrico, hace unos cuatrocientos treinta millones de años, cuando mostraron por primera vez escasa divergencia adaptativa, estancándose en gran medida su desarrollo evolutivo hasta que las dificultades medioambientales del Devónico tuviesen como consecuencia una notable disminución de formas hasta el punto en que a finales de dicho periodo solo un Orden permanecería vivo. El Carbonífero sería un periodo duro para los Trilobites, restringidos ya a ecosistemas de arrecife y entornos similares, en aguas someras y ricas en nutrientes, pero su diversidad era ya muy escasa, conformando un grupo en franco declive. El periodo Pérmico y su nueva extinción masiva acaecida a título póstumo no sirvieron más que para rubricar el epitafio de una de las Clases artrópodas más exitosas y longevas conocidas.
Morfológicamente, los Trilobites presentan formas muy variadas pero igualmente características que los hacen fácilmente identificables incluso a ojos poco diestros. Presentan un cuerpo plano y liso, de silueta ovalada u ovoide, cuya anatomía está dividida en tres tagmas o tramos: La cabeza o Cefalón, compuesto por varios segmentos indistinguibles fusionados en la que pueden apreciarse los ojos, los más antiguos conocidos, a veces pedunculados, así como dos puntas genales compuestas, una fija y otra móvil; una Glabela y un Hipostoma, una placa insertada bajo la Glabela que daba soporte a la boca bajo la cabeza. El Tórax, conformado por segmentos articulados que van desde los dos a los cuarenta metámeros perfectamente identificables que dotaron al Animal de una gran flexibilidad, permitiendo un enroscamiento completo que brindase protección; dichos segmentos presentan un par de patas natatorias o motrices, así como un par de branquias para ejercer la respiración. El Pigidio, que junto al Tórax conforma el tronco del Animal, consta de un número variable de segmentos que al igual que en el Cefalón resultan indistinguibles a causa de una perfecta fusión, conformando una estructura compacta y rígida. Tanto los segmentos de éste como los del Cefalón están dotados de patas similares a las presentes a lo largo del Tórax.
Presentan dos surcos o franjas longitudinales que dividen el cuerpo en tres lóbulos claramente delimitados que dan nombre a la Clase. Apéndices rígidos y articulados de todas las formas y tamaños imaginables rematan de forma peculiar cada especie. En cuanto al tamaño, es posible encontrar especies que van desde unos pocos milímetros hasta ejemplares que rebasan los sesenta centímetros de longitud.
Cabe añadir que los Trilobites más antiguos presentaban una metamorfosis completa durante su desarrollo, partiendo de un estado larvario en el que solo el Cefalón era reconocible hasta la aparición gradual de los segmentos y el Pigidio, cada vez más numerosos muda tras muda. Esta metamorfosis desapareció a mediados del periodo Ordovícico con lo que las especies posteriores eclosionaban de sus huevos perfectamente formadas y reconocibles como los adultos.
Los orígenes de esta Clase resultan inquietantemente desconocidos, aunque se conocen grupos biológicos evolutivamente cercanos, pues ya desde muy temprano son identificables como grupo. Actualmente son diez los Órdenes reconocibles, en los que a su vez se clasifican gran número de Subordenes, Superfamilias y otros Clados inferiores que dan lugar a unas cuatro mil especies. Estos Órdenes principales son Agnostida, Redlichiida, Corynexochida, Lichida, Nektaspida, Phacopida, Proetida, Asaphida, Harpetida y Ptychopariida. Este cladograma no siempre ha estado tan bien definido y en el pasado fueron muchas las propuestas valoradas e incluso hoy día encontramos voces discrepantes que no se contentan con el esquema aquí reflejado.
Como no quisiera extenderme en exceso, aunque bien pudiera sentar cátedra solo con este grupo, pasaré sin más demora a presentar algunos especímenes que forman parte de mi colección personal de fósiles; con esa misma intención, quedarán excluidas algunas piezas de gran interés, pero podrán ser contempladas fotográficamente en una nueva carpeta puesta a disposición de los seguidores de este Blog en Facebook.
Para empezar les mostraré una de las piezas de mayor antigüedad de mi colección; se trata de la especie Peronopsis interstricta, un miembro de la Familia Peronopsidae que habitó los fondos marinos poco profundos del Cámbrico, hace algo más de quinientos millones de años. Proceden de Millard County, en el estado norteamericano de Utah y en esta diminuta matriz de unos pocos centímetros cuadrados pueden verse dos ejemplares completos junto a restos menos notables de Cefalones y segmentos dispersos. El mayor de los especímenes apenas mide cuatro milímetros de longitud, con lo que presenta el mismo tamaño que un grano de arroz crudo. Esta especie se halla en gran densidad en el estrato aunque su extracción resulta delicada dada la fragilidad de la roca.

Peronopsis interstricta.

La siguiente fotografía presenta dos ejemplares de lo que antaño eran denominados Calymene tristani, aunque las repetidas revisiones filogenéticas y sus consecuentes reclasificaciones han terminado por confundirme hasta el punto de no poder aseverar la identidad definitiva de sendos ejemplares procedentes de las regiones más dispares gracias a su amplia distribución geográfica. Son en cualquier caso moradores de aguas no muy profundas del Ordovícico medio, con lo que cuentan con una antigüedad cercana a cuatrocientos sesenta millones de años.

Calymene sp.

Para terminar, les muestro una forma trilobítica más moderna, correspondiente a la última fase del periodo Devónico. Su nombre genérico - específico es Coltraneia affelesa, un Acastidae procedente del Norte de Marruecos. Sus vistosos apéndices laterales y posteriores lo dotan de un aspecto espectacular, aunque estamos ante un ejemplar que quedó preservado con una severa flexión de la parte superior del Tórax. Mide algo más de cinco centímetros de longitud.

Coltraneia affelesa.

Con este ejemplar, y sin dejar de invitarles a ver una mayor variedad de piezas en el grupo de seguidores de Facebook quisiera dar por finalizada esta leve presentación que como de costumbre ocupa ya una extensión considerable en el Blog, espero que al menos haya resultado de su agrado e interés. Con el presente artículo daré también por finalizado tan esquemática travesía entre la inmensa diversidad de Invertebrados presentes en el registro fósil; en artículos venideros serán los distintos grupos de Vertebrados los que tengan aquí su referencia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...