A continuación se exponen las Publicaciones del Blog según preferencias.

martes, 27 de noviembre de 2012

Diez años del Prestige.

Cartel del evento.

Estoy seguro de que gran parte de los lectores de este Blog recuerdan perfectamente el incidente del buque petrolero Prestige, pues supuso una tragedia que ha quedado grabada “a fuego” en la memoria de todos los españoles y que a casi nadie dejó indiferente en el resto del mundo.
En estas fechas se cumplen diez años de la mayor catástrofe ecológica de la historia de Europa, con motivo de la cual ha sido presentado una muestra fotográfica. Se trata de una ponencia llevada a cabo por la Asociación Cultural “El Col-lectiu” (El Colectivo, en el dialecto valenciano local) de Betxi, contando con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad castellonense.
Esta interesante y reveladora colección de instantáneas aviva un imperecedero recuerdo. Fue inaugurada el pasado Lunes 19 de Noviembre a las diecinueve horas y va a permanecer abierta al público hasta finalizar el mes en curso. Se encuentra ubicada en la Biblioteca Municipal de Betxi (Castellón, España). Los interesados pueden visitarla de once a trece horas en horario matutino y de dieciséis a veinte por las tardes de Lunes a Viernes; para ello deben dirigirse al citado inmueble situado en la calle Doctor Ortells número uno de dicha localidad.

Imagen parcial de la muestra.

Conjunto fotográfico expuesto.

Haciendo un poco de memoria resumida, me gustaría reportar que el Prestige era un buque petrolero monocasco de la Clase Aframax, propiedad de Mare Shipping Inc. Con sede en Liberia, estaba gestionado por Universe Maritime Ltd. (Grecia) y asegurado por la London Steamship Owners Insurance. El barco estaba registrado en el puesto de Nassau, en Bahamas y fue botado el uno de Marzo de 1.976.
Se trataba de un navío mercante de casco único construido por Hitachi Shipbuilding and Engineering Co. en Maizuru, Kioto (Japón), con una Eslora (Longitud) de doscientos cuarenta y tres metros, una Manga (Anchura) de treinta y cuatro metros y medio, más de dieciocho metros de altura de casco y un Calado (Hundimiento del casco bajo la línea de flotación) de catorce metros. Presentaba un tonelaje bruto de casi cuarenta y tres mil toneladas métricas y una capacidad total de carga de algo menos de ochenta y dos mil toneladas.
Un trágico 13 de Noviembre de 2.002, el Prestige navegaba con casi setenta y siete mil toneladas métricas de Fueloil a algo menos de treinta millas náuticas de la costa atlántica de Finisterre (España) cuando un temporal azotó su ya probablemente maltrecho casco y sufrió una vía de agua. Acatando al parecer ordenes provenientes de tierra, el Capitán del navío trató de alejar el barco de la costa y tras seis días de navegación casi a la deriva su casco se partió en dos alrededor de las ocho de la mañana el diecinueve de Noviembre, hundiéndose poco después a una profundidad de tres mil ochocientos cincuenta metros; en ese preciso momento se hallaba a unas ciento cincuenta y cinco millas náuticas de la costa española; las primeras manchas de crudo no tardaron en aparecer en las playas gallegas. La costa afectada no sólo estaba parcialmente protegida por su gran importancia ecológica, sino que también presentaba una notable industria pesquera.
Apenas iniciado el año 2.003 fueron detectadas manchas de combustible a unas treinta millas de la costa. Posteriormente, alcanzaron las costas gallegas y portuguesas, originando un desastre ecológico sin parangón en toda Europa. Una conmoción política y social sacudió a todo el país, al contemplar horrorizado que una marea negra engullía el hasta entonces rico litoral del Oeste ibérico. Otra marea sin precedentes, esta vez humana, compuesta entre funcionarios y especialistas a sueldo y una marabunta de miles de acongojados voluntarios se enfrentó con determinación inquebrantable al holocausto ecológico que ante ellos se manifestaba. Decenas de miles de toneladas de “chapapote” fueron eliminados a mano sin descanso durante meses en un esfuerzo conjunto nunca antes visto en esta parte del mundo. Por desgracia, el malogrado navío siguió vertiendo toneladas de petróleo desde el lecho oceánico a las aguas atlánticas durante meses por varias vías abiertas en su cubierta hasta que una a una fueron taponadas.  El pesado fuel casi sin refinar fue calando gradualmente en las finas arenas costeras, por lo que años después aún es posible hallar manchas localizadas de crudo a cierta profundidad, por no hablar de las “galletas”, miles de manchas de fueloil que durante mucho tiempo salpicaron y salpican las playas afectadas.
Tal fue el trauma social infligido, que el incidente protagonizó cientos de viñetas, historias de heroísmo, canciones, juegos, debates y miles de páginas en publicaciones impresas y digitales; el Prestige irrumpió con su drama en la cultura popular española de la época, dando origen además a la Plataforma Ciudadana “Nunca Máis” (Nunca más, en Gallego), nacida con el objetivo declarado de evitar que se repita semejante catástrofe ecológica en Galicia, exigir el castigo de sus responsables y promover la reparación de los daños ocasionados.
El incidente obligó a las autoridades a marcar una nueva ruta para petroleros más alejada de la costa francesa y española; además, la Comisaria europea de transporte, Loyola de Palacio, logró la prohibición en toda la Unión Europea de los petroleros monocasco; una decisión que también ha sido implantada en otros países no europeos.
Ha tenido que pasar todo este tiempo para que pueda llevarse a cabo un juicio que se presenta largo y complicado, del cual me gustaría que se dedujera un pena ejemplar para los responsables de aquél fatídico vertido, aunque soy consciente de que por desgracia hay demasiado dinero e intereses en juego, por lo que no me extrañaría que a todos nos decepcionase su desenlace.
Pueden contemplar algunas fotografías sobre la exposición en el grupo de seguidores en Facebook.
Esta es una muestra que debe salvaguardar en nuestra memoria un trágico recuerdo que nos impulse a hacer lo posible para que semejante catástrofe no vuelva a repetirse nunca más. Les invito a visitarla.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Dinosaurios de la Península Ibérica.

En el contexto del IX Simposium Internacional de Naturaleza y Fotografía puesto en valor en la ciudad valenciana y española de Villarreal, dos exposiciones abrieron sus puertas al público de forma gratuita, bajo el título “Concurso Karibú para Jóvenes 2.012” la primera, y “Dinosaurios de la Península Ibérica” la segunda.
La muestra a la que hace referencia este texto fue emplazada en los Salones de Exposiciones de la Caja Rural de Villarreal (Caixa Rural de Vila - Real), ubicados en la Plaza Mayor de la ciudad castellonense.
Tras una interesante inauguración por parte de miembros representativos de las partes implicadas, la cual tuvo lugar el pasado Jueves día veinte de Septiembre en torno a las once de la mañana, la exposición quedó accesible al público durante todos los días laborables entre el propio día veinte de Septiembre hasta el reciente Sábado veinte de Octubre, permaneciendo cerrado tan solo los Domingos y días festivos. El recinto perduró fielmente abierto en horario vespertino de Lunes a Viernes de dieciocho a veinte horas, trasladando el periodo de visitas a la agenda matutina, entre las diez y las catorce horas durante los Sábados.
 
Presentación de especies ibéricas.
 
Paneles y piezas expuestas.
 
Esta reducida pero atractiva exposición fue posible gracias al trabajo conjunto de EDC Natura – Fundación Omacha, organizadora del citado Simposio anual, el Grupo Guix de Paleontología, con sede local y contó con la colaboración y apoyo de la Caja Rural de Villarreal.
Resultó ser un evento de lo más popular que tuvo su soporte y protagonismo gracias a la conferencia ofrecida por la Doctora Begoña Poza a mediodía del Domingo veintitrés de Septiembre, en plena recta final de ponencias del IX Simposium. Con el título “Dinosaurios, nuevos hallazgos”, la Dra. Poza aportó un magistral repaso a la actualidad paleontológica de la provincia de Castellón: “La provincia de Castellón es rica en cuanto al patrimonio paleontológico de Dinosaurios se refiere. En los últimos años se vienen realizando diversas actuaciones y  excavaciones que están dando lugar al descubrimiento de nuevos e interesantes hallazgos de estos fascinantes Animales”.
 
 Réplica de Iguanodon bernissartensis.
 
 Paneles de información y fósiles.
 
Lo cierto es que a causa del cambio de fechas acaecido para esta nueva edición del Simposio no me resultó posible hacer acto de presencia en el Auditorio Municipal donde transcurrió la ya clásica maratón de conferencias y proyecciones temáticas, lo cual no dejó de molestarme, de modo que las impresiones vertidas en estos párrafos solo han sido posibles gracias a la aportación de Iván López, quien sí acudió al evento; en consecuencia, a él va dirigido mi agradecimiento.
Sí asistí en cambio a la exposición que aquí hago referencia, merced a un calendario más laxo y a un horario dispuesto para todos los gustos. Como yo, cientos de interesados y curiosos dirigieron sus pasos a los Salones de Exposiciones para contemplar un holgado número de referencias a la Fauna dinosauriana ibérica y ver con sus propios ojos la muestra de piezas fósiles que en forma de réplicas ilustraban el material obtenido en territorio español.
También fueron numerosos los grupos escolares que hicieron un hueco en la agenda lectiva para visitar el recinto, contando con la orientación y presentación de miembros del grupo local de Paleontología. Toda una aventura para los afortunados estudiantes.
 
 Fémures de Saurópodos.
 
Réplica de Dromaeosáurido.
 
 Para terminar, me gustaría aportar una opinión del todo personal acerca del emplazamiento elegido para ubicar exposiciones de esta índole; no es mi intención hacer crítica sobre la gestión de los actos muestrarios ni mucho menos despreciar el esfuerzo que la Caja Rural de Villlarreal hace al ceder sus Salones de Exposición, pero cabe indicar que el local resulta inaccesible para personas con discapacidades motrices, pues las largas escaleras y la distribución de las piezas expuestas en varios niveles hacen imposible el acceso con sillas de ruedas, discriminando así a un sector fundamental de nuestra sociedad. Desconozco si existe la posibilidad de elegir otro emplazamiento en el futuro, pero es imposible no reconocer que el edificio utilizado en la actualidad dista mucho de ser solidario.
Como de costumbre, invito a lectores y curiosos a ver una selección fotográfica más amplia sobre el evento en el grupo de seguidores en Facebook.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...