A continuación se exponen las Publicaciones del Blog según preferencias.

jueves, 27 de diciembre de 2012

Malas ideas con peores consecuencias.

Desde hace varios años, diversas ONGs nacionales y regionales advierten de las oscuras intenciones mostradas por el Gobierno central español y las autoridades canarias han expresado ya su inquietud hacia la nueva situación que podría darse el año próximo; y es que el Proyecto de Ley de Presupuestos para 2.013 de la Comunidad, no garantiza en absoluto el futuro de los Parques Nacionales de Canarias.
Desde que en el año 2.009 la Administración Central transfiriera la gestión y organización de los cuatro Parques Nacionales de las islas al Gobierno Autonómico de Canarias, los presupuestos destinados a la conservación de estos espacios protegidos han estado mermando de forma alarmante, hasta el punto de poner en serio peligro el futuro de los mismos.
Por desgracia, el nuevo ejecutivo nacional no ha hecho más que empeorar sustancialmente las cosas, proponiendo una nueva realidad económica que amenaza con acabar de facto con la protección de tan valiosos reductos naturales. Para ser exactos, en el Proyecto de Ley de Presupuestos regionales para 2.013, se contempla una reducción de nada menos que del cincuenta y ocho por ciento de los recursos económicos destinados al Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, situado en la isla de La Palma, e incluso podría llegar a una merma del ochenta por ciento en algunos apartados de dicho presupuesto.
 
Parque Nacional del Teide.
 
La situación que se avecina de cara a otros Parques Nacionales no es muy diferente. En el Parque Nacional de Garajonay, ubicado en La Gomera, la reducción en inversión alcanzará el setenta por ciento, una cifra que pone en peligro la recuperación de la quinta parte de la superficie del territorio protegido, devastado por el reciente incendio forestal que asoló a la isla de La Gomera. El mismo porcentaje se aplicaría también a los Parques Nacionales del Teide y Timanfaya, provocando así una situación verdaderamente insostenible al resultar prácticamente imposible ejercer cualquier iniciática de protección o restauración de los espacios citados.
Si finalmente se hacen efectivas las propuestas presupuestarias emitidas por el gobierno liderado por Mariano Rajoy, se verán realmente comprometidas las labores de prevención, extinción y restauración frente a los incendios, las tareas de mantenimiento, limpieza y señalización de los senderos turísticos, miradores, áreas recreativas y de acampada. También la gestión de centros de visitantes, puntos de información y aulas de la naturaleza, actividades educativas, recuperación de las especies de Flora y Fauna amenazada, restauración y vigilancia de las áreas degradadas, proyectos de investigación, y un largo etcétera estarían virtualmente carentes de fondos.
La categoría de Parque Nacional es el mayor título que puede ostentar un espacio protegido en España y se otorga en base a unos estrictos criterios ambientales y de gestión. Si la reducción presupuestaria se mantiene en el tiempo, se podrían incumplir los requisitos mínimos fijados en la Ley de Parques Nacionales y se produciría una degradación significativa de los valores naturales por los que se les otorgó esta condición. Dicho de otro modo, el título otorgado con justicia y esfuerzo a estos espacios protegidos se ve seriamente amenazado; Canarias puede perder realmente sus preciados Parques Nacionales.
Asimismo, con estos recortes presupuestarios no sólo están en peligro los inmensos valores naturales y culturales que atesoran dichos espacios, sino además el futuro de uno de los principales motores económicos de las islas ya que se dañará de forma severa la actividad turística local que aporta gran parte de los beneficios y puestos de trabajo en la Comunidad Autónoma.
Los Parques Nacionales de Canarias reciben alrededor de seis millones de visitantes cada año y en 2.011 el Parque Nacional del Teide fue el más visitado de España con casi dos millones ochocientas mil visitas, mientras que el Parque Nacional de Timanfaya registró más de un millón y medio de visitantes, situándose así en tercer lugar del ranking nacional.
 
Un espacio seriamente amenazado.
 
A tenor de la situación que se avecina y que ya se ha ido presentando gradualmente en los últimos años, el Fondo Mundial para la Naturaleza, WWF, ha solicitado al Parlamento y al Gobierno de Canarias que en la aprobación definitiva de los Presupuestos generales de la Comunidad Autónoma para 2.013 se asegure una gestión real y efectiva de sus Parques Nacionales, aunque sin el apoyo económico de la directiva nacional, queda claro que se está pidiendo lo imposible.
Desde estas líneas quiero plasmar mi frontal rechazo a unas oscuras intenciones que atentan contra el rico patrimonio natural de Canarias y al principal medio de vida de sus habitantes; la crisis económica que viene padeciendo España en los últimos años no puede servir de excusa estándar para todo. La situación financiera presente no justifica en absoluto el abandono de Canarias y sus Parques Nacionales.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...